Rodri Hernández: «El entorno de estudiante me ayuda a despejarme»

Le comparan con Busquets, pero él se fijaba en Zidane. De momento, prefiere no hablar de su futuro y su regreso al Atlético

Rodri Hernández
Rodri Hernández

Le comparan con Busquets, pero él se fijaba en Zidane. De momento, prefiere no hablar de su futuro y su regreso al Atlético.

Que un futbolista estudie una carrera hace tiempo que no suena raro. Que un internacional con la Selección absoluta viva en una residencia de estudiantes, un poco más. Rodrigo Hernández (Madrid, 1996) divide su tiempo entre su ocupación como jugador del Villarreal y la carrera de Administración y Dirección de empresas. El año pasado fue subcampeón de Europa con la sub'21. El viernes, debutó con los mayores contra Alemania.

–¿Esperaba tan pronto una llamada de la absoluta?

–No. Uno siempre tiene esa ilusión de venir, pero para nada. Ya entrar en esa lista que hizo de 50 ya era un premio para mí. Pero estar aquí, aún más.

–Cuando veía el primer tiempo contra Alemania desde el banquillo, ¿qué pensaba?

–Los primeros 25 minutos fueron de un nivel muy, muy alto. Parecía que ellos no sabían qué hacer y nosotros teníamos el dominio, con el gol además. Estábamos teniendo más el balón, más en campo contrario y creo que si mantenemos ese nivel hay pocos rivales en el mundo que nos pueden toser. Tenemos una seria candidatura y vamos a ir a por ella.

–¿Qué le dice Lopetegui?

–Me ha transmitido la confianza de estar aquí, que juegue con desparpajo, como yo soy, y con tranquilidad.

–¿Qué significa para usted debutar contra la campeona del mundo en Alemania?

–Es algo especial, en su casa con la campeona del mundo, el debut con tu Selección. Es un recuerdo muy bonito y lo viví con mucha intensidad, con mucha alegría y pude compartirlo con mi familia, que es la que ha estado ahí conmigo.

–¿La camiseta para quién es?

–La camiseta me la quedaré yo, la guardaré bien en casa porque es muy especial. Estoy muy contento por ello y para mí es un debut soñado.

–Se le suele comparar con Busquets. ¿Cómo lleva esa comparación?

–Estamos hablando de, para mí, el mejor jugador en esa posición. Me alaba mucho, pero creo que me queda un largo camino por recorrer, soy muy joven, tengo muchas cosas que aprender, pero he conseguido con 21 años estar donde estoy y no quiero ponerme límites. Quiero seguir trabajando, hacer las cosas bien y seguir aprendiendo de la gente, de los que me rodean, del staff, porque así seguro que seré mejor jugador.

–¿En quién se fijaba de pequeño?

–Siempre lo he dicho, mi ídolo siempre ha sido Zidane, aunque ahora poco tengo que ver con esa posición. A medida que he ido creciendo me he ido fijando más en el perfil de mi posición. A nivel nacional, Busquets, Bruno, que está en mi equipo. Creo que es una demarcación muy importante y desde pequeñito me he vinculado mucho a ella, me gusta mucho y creo que me queda recorrido porque acabo de empezar y puedo aprender de toda esta gente que me rodea.

–Jugó en la cantera del Atlético y se dice que lo echaron por bajito. ¿Qué hay de verdad en eso?

–La gente dice ese tipo de cosas. Lo que sí te puedo decir es que he sido de desarrollo tardío y a esas edades era un poco más pequeño. Al final, por circunstancias que la gente no sabrá, personales, futbolísticas, decidí cambiar de aires, ir al Villarreal, y creo que ha sido un club que me ha dado muchísimo. Me ha dado ese empujón para que esté aquí y estoy muy agradecido al Villarreal.

–Se habla también de su regreso al Atlético.

–Ha aparecido algún equipo más, tengo los pies en el suelo, gente que me rodea que me pone calma y hasta el final de temporada no quiero pensar en esas cosas. Quiero hacer las cosas bien, quiero terminar bien en mi club, en mi Selección y en verano ya veremos lo que pasa.

–¿Sigue viviendo en una residencia de estudiantes?

–Sí, sí. Estoy estudiando, el entorno de estudiante me ayuda mucho, me ayuda a despejarme, no todo en esta vida es fútbol. Me gusta ocupar mi vida en más cosas, pero siempre sabiendo que el fútbol ahora mismo es mi profesión, pero también valoro otras cosas y estoy contento por ello.

–¿Le ayuda a mantenerse más cerca del mundo real?

–Me gusta rodearme de mucha gente, de muchas áreas. No quiero discriminar a ninguno, pero son diferentes. Cuanto más completas sean mis amistades y la gente que conozco, mejor.

–Eso le hará tener una vida más parecida a cualquier chico de su edad.

–Está claro. Yo soy un chico muy humilde que tampoco necesita muchas cosas para vivir bien. Con rodearme bien de gente, estar bien, me es suficiente y con ese entorno consigo rodearme de gente que vive más el día a día. Pero lo bueno para mí es tener los dos campos, tanto uno como otro y estoy orgulloso de tenerlo. Tampoco es fácil entender que puedes compaginar las dos cosas, pero tengo familia que me lo ha hecho posible y estoy contento por ello.

–Cuando se retire, ¿se ve más en el fútbol o ejerciendo su carrera de Administración y Dirección de empresas?

–La vida de futbolista son quince años y te quedan 60 o 70 y no puedes vivir de eso. Hay que ocupar tu vida en más cosas, pero ahora mismo no lo pienso.