Real Madrid

Ronaldo, el «gordito», es muy blanco

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Las últimas declaraciones de Ronaldo Nazario, el «Gordito», han levantado ampollas en Barcelona. Comentó el «crack» brasileño que había sido una pena que aquel extraordinario gol en Compostela al equipo de Fernando Vázquez no lo hubiese marcado «con la camiseta del Madrid». Esta afirmación de madridista confeso, que lo es y mucho, cayó como una auténtica bomba en Barcelona. La respuesta de algunos ilustres miembros del entorno culé fue inmediata, porque la mayoría de medios barceloneses se mostraron muy agrios con este sentimiento sincero del «blanco» Ronaldo.

Ataque de cuernos

No entiendo esta actitud crítica por parte de los que ahora se han sentido sorprendidos y casi ninguneados por Ronaldo, como si de un ataque de cuernos se tratase, cuando, insisto, es público y notorio el cariño que se profesan el genio brasileño y el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez. Y eso sin olvidar el cariño que le tienen todos los seguidores merengues. Hasta el punto de que el máximo dirigente de la entidad está dispuesto a abrirle las puertas del club de par en par y convertirle en embajador blanco. Es una situación y un nombramiento que está muy cerca de producirse y mucho más después de su declaración de amor hacia el club de Concha Espina.

w Amor eterno

Al ex jugador del Real Madrid, equipo en el que fue muy feliz durante sus cuatro temporadas (en Barcelona vestido de azulgrana sólo estuvo un año de paso), le avalan su colección de éxitos y la gran huella que dejó en el estadio Santiago Bernabéu. Y este sentimiento blanco que tanto ha molestado en Barcelona es algo tan sincero como la crónica anunciada de que Ronaldo y el Real Madrid se han jurado... amor eterno. Su inminente nombramiento como embajador madridista servirá para confirmar a Ronaldo como un emblema más del club once veces campeón de Europa.