Deportes

Sergio García defiende el título europeo del superwelter

El boxeador cántabro se enfrenta el sábado en Londres al británico Ted Cheeseman con Eurosport 2 en directo a partir de las 20:30

El boxeador cántabro defiende el título logrado a finales de septiembre contra el británico Ted Cheeseman en el O2 de Londres. La velada comienza a las 20:30 del sábado 2 de febrero.

Publicidad

Sergio García (Torrelavega, 1992) defiende el sábado 2 de febrero ante las cámaras de Eurosport 2 (a partir de las 20:30) su título europeo del peso superwelter. Su rival, el británico Ted Cheeseman, compite en casa, en el O2 Arena de Londres, pero ese dato no asusta al español. Tampoco su récord de 15 combates y 15 victorias, 9 de ellas por KO. “Subirse al ring ya es un peligro y habrá que estar atento”, reconoce con tranquilidad el boxeador cántabro.

El título europeo lo consiguió a finales de septiembre en Torrelavega, pero todo lo demás fueron condiciones adversas. Le cambiaron de rival a diez días del combate, pero eso no consiguió descentrarlo, el trabajo estaba hecho. Incluso él considera que pelear en su terreno le añadía una presión extraordinaria de la que ahora se ha liberado. Llegó a Londres el martes para continuar con la rutina de preparación del combate. Y una vez superado el pesaje y los sufrimientos de la dieta, lo peor ya está superado. “Te tienes que privar de comer y de beber y lo que te prohíben es siempre lo que más te cuesta”, reconoce. Por suerte para él, no tiene dificultad para recuperar peso. “Pueden ser siete u ocho kilos”, afirma. Un dato positivo, que le permite no perder potencia de golpeo -ha ganado 13 de sus 28 peleas por KO-, aunque es mejor no pasarse para no perder agilidad. “También puedes coger diez kilos y sentirte muy pesado”, dice.

Después de ganar el campeonato de Europa fue incluido en las listas de la IBF que establecen en su categoría. Un paso que le abre la primera puerta para pensar en un futuro en afrontar la posibilidad de pelear por el Mundial. Pero Sergio prefiere ir poco a poco y no pensar en lo que pueda venir después. “Lo primero que quiero hacer es esta pelea. Después, que venga lo que venga, que salga todo bien como queremos y como esperamos y después se mirará más al horizonte. Pero ahora no quiero estar pendiente de más cosas”, explica. “No es que no me vea en Estados Unidos ni en ningún otro sitio, es el sitio donde te toque, donde esté el rival o la promotora que organice el combate, ya puede ser Estados Unidos, Inglaterra como es este caso, mañana puede ser Alemania. No veo ningún sitio en concreto, nos iremos moviendo donde haya buenas peleas”, añade.

Por el momento ya ha conseguido que el Ayuntamiento de su ciudad ponga su nombre a un complejo deportivo. Lo aprobó después de su triunfo en el campeonato de Europa y ahora está pendiente de inauguración. Pero allí, en Torrelavega, sigue siendo el mismo. “Te reconoce la gente porque es un pueblo, una ciudad pequeña, pero sin más”, afirma. Algo parecido a lo que sucede con Óscar Freire, al que sus tres oros en el campeonato del mundo de ciclismo no le impide seguir haciendo vida normal en su tierra.

Publicidad

Por el momento, Sergio ya ha pasado lo más duro, los momentos previos hasta el pesaje. “Siempre se hace largo hasta que llega, pero una vez que te pesas te da igual”, confiesa.