Su madre, el secreto del éxito de Fabián

Limpiadora durante catorce años en el Betis, Chari fue capaz de sacar a sus tres hijos adelante

Fabián celebra su gol
Fabián celebra su gol

El hombre revelación y mejor jugador del Europeo Sub-21, Fabián Ruiz guarda una bonita historia detrás. El niño de los Palacios que en una temporada llegó a meter 107 goles en categoría alevín, estos días no cabe en sí.

Pieza clave en los esquemas de Luis de la Fuente y reciente campeón de Europa, el futbolista del Nápoles debe gran parte de lo que es hoy en día a Chari Peña, su madre. "Muchas veces no tenía tiempo para comer", confesó Fabián hace un año en una entrevista a Jugones.

Reclutado por el Betis a los ocho años, Fabián pudo ser una estrella en el otro equipo de la ciudad, el Sevilla. El club hispalense también se interesó por aquel niño menudito de piernas largas, pero el hecho de que el Betis le ofreciera un trabajo a su madre, hicieron que la balanza se inclinara a favor del conjunto verdiblanco.

Durante catorces años Chari fue limpiadora del club y a pesar de todas las horas que pasaba en el campo, fue capaz de sacar a sus tres hijos adelante. El Betis hace un año quiso agradecerle toda su labor a la entidad y por eso en la campaña de abonados de 2018, Chari y Fabián fueron los protagonistas.

Sólo tiene 23 años, pero a Fabián el éxito no se le ha subido a la cabeza. No lleva pendientes, su brazo no está repleto de tatuajes y él, cuando el fútbol se lo permite, prefiere pasar las horas con sus amigos de siempre y con su familia. Chari no puede estar más orgullosa de su hijo y hoy todo ese esfuerzo ha tenido su recompensa, Fabián brilla en Italia y en toda Europa.