Actualidad

Sun Yang: el polémico campeón chino que rompió un bote de sangre en un control antidopaje con un martillo

El campeón olímpico chino, que ya ha tenido problemas con el dopaje en el pasado, protagonizó en septiembre un episodio dantesco que ahora sale a la luz

¿Puede un campeón olímpico negarse a pasar un control antidoping, liarse a martillazos con las muestras extraídas de su cuerpo y competir en los mundiales de su deportes menos de un año después?

Publicidad

La respuesta es sí. Hoy ha debutado en la piscina de Gwangju, Corea del Sur, el campeón de 200 m libre en Río y triple medallista en Londres, Sun Yang después de uno de los episodios más extraños que se recuerdan.

El chino, plusmarquista mundial de 1500m, ha vivido con la sombra de la sospecha desde que en mayo de 2014 fuera sancionado tres meses por su propio país por positivo por trimetazidina. Además, protagonizó, alegando problemas cardíacos, una de las retiradas más extrañas que se recuerdan, en la final mundial de hace cuatro años en Kazan.

Con todo estos antecedentes nos retrotraemos a septiembre del año pasado. El Sunday Telegraph australiano ha sacado a la luz el informe policial de la noche del día cuatro de ese mes cuando se presentaron cuatro analistas de la Agencia Internacional de Dopaje a realizar controles de sangre y orina al nadador.

El deportista se negó a pasar los controles de orina y llamó al médico de la selección china. Pasada la media noche se presentó el doctor y se dirigió a los analistas afirmando que no tenían autoridad para requerir esos controles.

Publicidad

Entre las llamadas para confirmar la potestad o no de los "vampiros"la madre del nadador cogió un martillo y destruyó uno de los frascos de las muestras de sangre. A continuación, se redactó un informe sobre lo ocurrido que el nadador chino agarró y destruyó delante de los analistas.

Sun Yang cuenta con el apoyo de su federación, y ha llegado a los mundiales, donde hoy ha debutado en la prueba de 400m libres, por una cuestión burocrática. Su vista está prevista para después del mundial, y ninguno de sus rivales (que por cierto tiene muchos que no soportan ver a un "tramposo"ganando medallas) entiende cómo es posible que haya saltado a la piscina.

Publicidad