Y al fondo, el Atlético

Florentino Pérez entregó ayer a Cristiano Ronaldo una camiseta por sus 300 goles con el Madrid
Florentino Pérez entregó ayer a Cristiano Ronaldo una camiseta por sus 300 goles con el Madrid

El Madrid necesita probar hoy ante el Málaga su capacidad goleadora, que tanto se resiente contra los rojiblancos.

El Valencia, el Málaga y el Atlético. Tres partidos juega mañana el Real Madrid. Primero, el del Barcelona frente al equipo de Nuno, y después el suyo, en el que intentará coger la mayor moral posible para afrontar el duelo vital del miércoles contra el Atlético. El encuentro del pasado martes pesa en la memoria blanca como una ocasión perdida de dar un golpe definitivo al rival que más daño ha hecho a Ancelotti esta temporada. «A mí lo que me hace feliz es que el equipo juegue bien. Eso es lo máximo. Luego hay que valorar el resultado. El partido me dejó un buen sabor de boca», explicó ayer el entrenador madridista cuando le preguntaron si había dado vueltas a la ida de los cuartos de la «Champions». El Madrid fue superior durante muchos minutos, pero se quedó seco a la hora de sentenciar con goles al rival. Es el equipo más goleador de la Liga y sólo Bayern y Oporto han hecho más tantos que los blancos en la «Champions». Pero en los partidos clave, le ha faltado gol para decidir cuando tiene todo a favor. En el Camp Nou sólo hizo uno, pero tuvo ocasiones y fútbol para hacer más. Contra el Atlético le sucedió lo mismo. Fue intenso, dominó al rival, jugó bien al futbol, pero al final se quedó sin marcar y acabó con una sensación rara, de tiempo perdido. Es extraño para un equipo al que a veces se le caen los goles sin hacer nada especial.

Y aunque Ancelotti y el club no quieren pensar en el partido de la «Champions» hasta que no acabe la jornada de hoy, todos saben que un buen resultado contra el Málaga hará el ambiente más agradable hasta que llegue el miércoles. El equipo andaluz es el séptimo menos goleado de la Liga y se fue del Camp Nou con un gol a favor y ninguno en contra. «Soy consciente de que de mitad hacia adelante son desequilibrantes», explicaba ayer Javi Gracia, el entrenador del Málaga: «El Real Madrid tiene fases buenas o muy buenas, por eso está peleando por los títulos que está peleando».

Ayer Florentino se acercó a Valdebebas para dar a Cristiano una camiseta con la que recordar sus 300 goles con el Madrid. El portugués, Benzema y Bale están entre los ocho máximo goleadores de esta Liga y el Granada, hace sólo dos fines de semana, comprobó que puede suceder si la fiebre goleadora del Madrid se desata. Eso hizo que, el pasado sábado, el Éibar se fuese contento con sólo tres goles en contra. Pero el empate a cero contra el Atlético, las dificultades con las que el Madrid se encuentra para marcar un gol cada vez que se miden a los rojiblancos, hace que se cuestione otra vez su habilidad para marcar. Para hoy, no va a estar Benzema, que ayer, con un aparatoso vendaje se retiró del entrenamiento y lo más probable es que juegue Isco y el once de Ancelotti empiece el duelo como acabó el martes en el Calderón, con Cristiano Ronaldo y Bale como delanteros y cuatro centrocampistas. Isco tiene otra oportunidad para sumar minutos: «Ha jugado con más continuidad con respecto al año pasado y mejorado respeto al nivel defensivo. Hace poco todo el mundo hablaba de él y ahora que no ha jugado un partido parece que ha perdido calidad para vosotros. Es un jugador fundamental para esta plantilla», explicaba Ancelotti.

Real Madrid: Casillas; Arbeloa, Varane, Pepe, Marcelo; Kroos, Modric, Isco; James, Bale y Cristiano Ronaldo.Málaga CF: Kameni; Rosales, Angeleri, Sergio Sánchez, Torres; Amrabat, Darder, Recio, Castillejo; Samu García y Juanmi.Árbitro: Iñaki Vicandi Garrido (Comité Vasco).Estadio: Santiago Bernabéu.