8 consejos para teletrabajar en situación de emergencia social

En España solo el 4,3% de los ocupados trabaja habitualmente desde casa, frente al 5,2% de la media europea

El teletrabajo rompe el mito de que se es más productivo en el lugar de trabajo
El teletrabajo rompe el mito de que se es más productivo en el lugar de trabajo

Tras la publicación, por parte del Ministerio de Trabajo, de una guía de actuación en el ámbito laboral para frenar el contagio por coronavirus, ya son muchas las empresas que apuestan por implementar una nueva forma de trabajo a distancia y así proteger a sus empleados. De echo, compañías como Bankia, EY, Vodafone, BBVA o Aena, ya han comenzado con algunas de estas recetas laborales. La cuestión es que no todas las grandes firmas españolas están preparadas para esta nueva vía. Es más, en España solo el 4,3% de los ocupados trabaja habitualmente desde casa, según los datos de Eurostat de 2018, frente al 5,2% de la media europea y por debajo de las tasas de países del entorno como Alemania (5%), Portugal (6,1%) y Francia (6,6%). Con estas cifras, y atendiendo a los datos del Ministerio de Sanidad que registran un aumento diario del número de infectados por el Covid-19, algunas empresas como es el caso de la consultora BICG (Business Innovation Consulting Group, por sus siglas en inglés) han listado una serie de consejos para impulsar la implementación del teletrabajo.

Definir los objetivos

En este sentido, la figura del responsable es fundamental para comunicar y trasladar con claridad al empleado sus compromisos, ya sea trabajando en la oficina o en cualquier otro lugar. Para ello, el consejero delegado de BICG, Iñaki Lozano, explica que “realizar una lista de tareas es una buena medida en estos casos”.

Capacitar al personal

Se debe sacar provecho de las tecnologías y utilizar todas las herramientas disponibles para comunicarse. Asimismo, la vía telefónica no hay que dejarla de lado, puesto que muchas veces resulta más efectiva que el correo electrónico y puede evitar posibles malentendidos que se pueden dar a través de mensajes de texto.

Proporcionar el equipo necesario

Es importante que el teletrabajador cuente con un servicio a Internet ágil y las mismas herramientas con las que ha contado hasta ahora en su puesto de trabajo físico. En este sentido, todos los gastos que se requieran para trabajar a distancia deberán ser cubiertos por la empresa.

Promover una buena comunicación

Para que el trabajo a distancia sea eficiente, es importante que tanto el empleado como el supervisor promuevan la comunicación fluida, y también, que se inculque alguna junta presencial con el objetivo de mantener la cohesión grupal.

Vigilar los descansos

Hay que utilizar las posturas correctas, así como tomar un descanso cada cierto tiempo y ventilar, de vez en cuando, el espacio en el que se teletrabaje.

Evitar las distracciones domésticas

El trabajador debe tener claro que cuando se encuentra en horario laboral, debe evitar otras actividades que afecten o rompan su ritmo de trabajo, como pueden ser las labores domésticas o los descansos para tomar un café demasiado prolongados.

Establecer una rutina

Al igual que cuando se asiste a un puesto de trabajo en una empresa, el trabajador debe evitar caer en la procrastinación o el desorden. Asimismo, desde la consultora también señalan que "se pueden establecer las llamadas ventanas de conciencia, periodos de varias horas en las que se acuerda que todo el equipo estará accesible.

Luz y orden

En este sentido es clave disponer de suficiente luz, mejor si es natural, mantener un orden mínimo, evitar fuentes de ruido que alteren la concentración o exposiciones al sol excesivas.