El impacto de las medidas contra el coronavirus suma ya 128.288 millones

El presidente del Gobierno confirma que el Covid-19 se ha llevado ya el 10% del PIB en ayudas, avales y recortes fiscales

Ya hay una cifra oficial del impacto de la pandemia en las arcas públicas por la aplicación de las medidas económicas extraordinarias aprobadas por el Gobierno: 128.288 millones de euros. El presidente, Pedro Sánchez, ha cifrado en casi el 10 % del PIB el coste de las ayudas destinadas al sostenimiento del tejido productivo y empresarial español y de los trabajadores golpeado por la crisis sanitaria. La ha hecho pública durante su comparecencia en el Pleno del Congreso convocado para solicitar la prórroga del estado de alarma hasta el 26 de abril.

Sánchez, que ha desglosado prácticamente una a una las medidas aprobadas, quiso dejar claro que su máxima prioridad ahora es que empresas y negocios que han hibernado durante el parón económico recuperen lo antes posible su actividad para normalizar la economía y "superar este bache”. El presidente ha informado de que de los 200.000 millones de euros movilizados ante el coronavirus, ya se ha destinado a “familias, empresas y ciudadanos” -dijo- 128.288 millones. De ellos, 4.600 millones de euros han sido destinados al gasto sanitario; más de 119.000 millones a medidas económicas -congelación de cotizaciones y cuotas, avales crediticios-, 3.400 millones a iniciativas laborales -prestaciones, congelación de cuotas y cotizaciones-; y otros 1.100 millones aproximadamente a medidas sociales -subsidios extraordinarios, moratoria de hipotecas y alquileres, ayudas a sectores vulnerables-. También adelantó que la prestación por fin de contratos temporales sin derecho a paro rondará los 17.000 millones.

Entre los colectivos a los que Sánchez ha nombrado como destinatarios del paquete económico ha cifrado en cerca de un millón de autónomos los que podrán beneficiarse de la ayuda extraordinaria por cese de actividad; otro 1,2 millones de ciudadanos podrá aplazar el pago de sus alquileres e hipotecas; 400.000 personas recibirán prestaciones especiales para empleados del hogar -que ha cifrado que tendrá un coste de tres millones de euros-; y 200.000 trabajadores del sector agrícola recibirán ayudas directas tras el traspaso de 230 millones a las entidades locales. También recordó que siguen abiertas las líneas de liquidez avaladas por el ICO, que se ampliarán los aplazamientos de impuestos para pymes y autónomos, y que se reforzarán las medidas de apoyo a las comunidades autónomas y locales para que puedan seguir desarrollando las políticas sociales que tienen transferidas.

Asimismo, Sánchez aprovechó la tribuna del Congreso para reivindicar de nuevo a Europa un nuevo “Plan Marshall”, porque “necesitamos mucho más, medidas que respalden el endeudamiento público de muchos Estados, porque esta crisis no tiene culpables. Europa tiene que actuar ahora y después”, reclamó. Pese a celebrar el programa de compra de emergencia del Banco Central Europeo (BCE) y el plan europeo de reaseguramiento al desempleo (SURE), dijo que “no es suficiente. Esta pandemia nos tiene que llevar a aprender la lección de que ni la austeridad ni los recortes son el camino. Queremos la reconstrucción, y que se inicie por lo que ha sido más frágil desde la crisis de 2008, que es lo público, el Estado del Bienestar” defendió. No quiso terminar su repaso de cara a la próxima reunión del Eurogrupo sin señalar que los mecanismos financieros “que amparen la reconstrucción” desde el ámbito comunitario “no pueden estar regidos por la desigualdad y el castigo ante las supuestas economías menores”, en referencia a que pueda condicionarse la utilización del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) a la realización de recortes. La ministra Nadia Calviño defenderá hoy de nuevo la aprobación de los ansiados coronabonos.