Coronavirus

La prestación por cese de actividad para autónomos se extiende al 30 de junio

La Seguridad Social prepara una prórroga de seis meses para los trabajadores por cuenta propia de los sectores más afectados, como el turismo o la hostelería

Mañana toda la Comunitat Valenciana pasa a la Fase 1 de la desescalada
Los autónomos podrán extender la prestación por cese hasta el 30 de junio FOTO: Manuel Bruque EFE

Confirmado. El Ministerio de Seguridad Social ha dado el visto bueno a la extensión de la prestación extraordinaria por cese de actividad para autónomos hasta el 30 de junio y ya planea su ampliación más allá de esa fecha para los sectores más castigados por la pandemia, como todos los adscritos al turismo, como la hostelería o las agencias de viajes. Esta ampliación podría alcanzar hasta los seis meses de duración como ya adelantó LA RAZÓN la semana pasada. Lo ha confirmado el ministro José Luis Escrivá en RNE, donde ha explicado que siguen calibrando la “gradualidad de la medida”, en consonancia con lo dispuesto en ayudas similares aprobadas, como la cobertura de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), que al haberse generalizado la causa de fuerza mayor se les ha desligado del estado de alarma para convertirlos en figura jurídica propia y así poder seguir aplicándolos de forma temporal -también hasta el 30 de junio-.

Escrivá ha querido aprobar la extensión de la prestación por cese de actividad con antelación suficiente para que los trámites burocráticos no impidieran su pago en tiempo y forma, por lo que esta medida se llevará al orden del día de uno de los dos próximos Consejos de Ministros. Se quiere evitar cualquier contratiempo si finalmente no se lograra la prórroga del estado de alarma en el Congreso. Según reza en el último decreto ley aprobado en el Boletín Oficial del Estado (BOE), los beneficiarios de la prestación por cese de actividad -en estos momentos 1,3 millones de autónomos- seguirán percibiéndola hasta el último día del mes que finalice el estado de alarma. La pretensión del Ejecutivo de Pedro Sánchez es que éste se alargue como mínimo hasta el 30 de junio, pero Escrivá no quiere arriesgarse a que se deniegue y ya tiene preparado su propio plan para ir acomodando la prestación a las circunstancias que se presenten.

Las tres asociaciones de trabajadores por cuenta propia -ATA, UPTA y Uatae- logran así equipararse a la fórmula de los ERTE por fuerza mayor, por lo que ahora Seguridad Social podrá adecuar las bonificaciones o exenciones a quienes puedan retomar la actividad y adaptándolas no solo por sectores, sino también por territorios o colectivos concretos. Algo que ya confirmó con anterioridad el ministro Escrivá cuando aseguró que el Gobierno “está contemplando escalonar esta prestación extraordinaria de los autónomos para aquellos que tuviesen problemas para volver a su actividad”.