El BCE intenta reactivar los mercados

La bolsa española saca su carácter más volátil, tras una apertura bajista con una posterior recuperación, no consigue consolidar las subidas en el cierre de hoy

La bolsa española saca su carácter más volátil, tras una apertura bajista con una posterior recuperación, no consigue consolidar las subidas en el cierre de hoy Frank Rumpenhorst/dpa

Los ánimos de los inversores se han visto algo frustrados tras el optimismo vivido en las sesiones pasadas. El mercado parecía que había afianzado una remontada, pero lo cierto es que la incertidumbre y la volatilidad sigue azotando a la estabilidad económica. Las represalias entre EEUU y China frenan a los principales índices a nivel mundial. En plena desescalada, Estados Unidos ha vuelto a dar un paso más, vetando los vuelos de aerolíneas chinas a EEUU.

Otro dato que no ayuda a generalizar el optimismo es el número de solicitudes por desempleo en EEUU en la última semana de mayo. Las peticiones semanales de subsidio de desempleo han bajado desde los 2,12 hasta los 1,87 millones, siendo en línea con lo esperado, sin ser motivo de reactivación de mercado.

De cara a Europa, El BCE ha superado las expectativas en referencia la reunión de hoy, anunciado un incremento de su plan extraordinario de compras por valor 600.000 millones de euros, hasta un total de 1,35 billones de euros para combatir los efectos de la pandemia. extendiendo el programa al menos hasta junio de 2021. El principal objetivo de estas medidas es tratar de impulsar y dar la máxima estabilidad a los mercados.

La bolsa española saca su carácter más volátil, tras una apertura bajista con una posterior recuperación, no consigue consolidar las subidas en el cierre de hoy. El sector bancario ha sido el principal beneficiado tras los estímulos de hoy. Otros valores que se ven impulsados por el programa anunciado han sido los valores cíclicos, como Repsol, ArceloMittal o Ence.

En referencia al petróleo, las diferencias entre los países de la OPEP+ obligan a dilatar en el tiempo la reunión prevista para hoy. Arabia Saudí y Rusia presionan para que el resto de países se se comprometan a aumentar un mes más los recortes récord de producción aprobados en abril, de 9,7 millones de barriles diarios. Estas discrepancias sitúan al barril de Brent por debajo de los 40 dólares mientras que el barril tipo West Texas, corrige hasta los 36 dólares.