Cómo debe ser una buena hipoteca en 2021

Aconsejan tener presente, además del interés aplicado, los otros gastos que pueden incluir estos créditos.

Jesus G. FeriaLa Razón

Financiar la compra de una vivienda sale actualmente muy barato: los tipos variables de las hipotecas son muy reducidos por la baja cotización del euríbor (-0,497% en diciembre) y los fijos están en el nivel más bajo de la historia de nuestro país, según el Banco de España. Desde el comparador bancario HelpMyCash.com, sin embargo, recuerdan que aunque la mayoría de las entidades comercializan buenos préstamos hipotecarios, hay ofertas que salen más caras de lo que parecen. Por ello, aconsejan tener presente, además del interés aplicado, los otros gastos que pueden incluir estos créditos.

Un interés bajo

Los expertos de HelpMyCash.com reconocen, eso sí, que conseguir un interés bajo es clave, pues cuanto más reducido sea, más baratas serán las cuotas de la futura hipoteca. A tipo variable, el diferencial medio (la parte que se suma al euríbor para determinar el interés) ronda el 1,10%, así que lo ideal es encontrar un préstamo con un diferencial por debajo de ese valor. Y a tipo fijo, lo aconsejable es que el interés no supere el 1,75% para un plazo de 25 o 30 años.

Por ejemplo, si se busca un préstamo hipotecario a tipo variable, una buena opción puede ser la Hipoteca Open Variable de Openbank, cuyo interés es de euríbor más 0,99% (1,99% fijo el primer año) a cambio de domiciliar los ingresos y contratar un seguro de hogar. Otra alternativa interesante es la Hipoteca Freedom de Banco Mediolanum, desde euríbor más 1,05% (1,99% el primer año) por domiciliar los ingresos y firmar un seguro de vida.

A tipo fijo también hay un buen número de ofertas con intereses por debajo del 1,75%. Por ejemplo, la Hipoteca Fija de Coinc tiene un tipo del 1,40% a 25 o 30 años sin necesidad de contratar ningún otro producto, mientras que la Hipoteca Naranja Fija de ING cuenta con un interés del 1,60% a 25 años si se domicilia la nómina y se suscriben sus seguros de hogar y de vida.

Pocos o ningún gasto adicional

El tipo de interés, no obstante, suele estar bonificado (rebajado) a cambio de contratar otros productos del banco: seguros, tarjetas, planes de pensiones... Estos servicios adicionales cuestan dinero, así que lo ideal es encontrar una hipoteca que no incluya más de la cuenta. Asimismo, es aconsejable que el préstamo no tenga comisiones por apertura, amortización anticipada, subrogación o novación.

En ese sentido, acudir a la banca online puede ser conveniente, pues sus préstamos hipotecarios suelen tener menos vinculación y menos comisiones que los de las entidades tradicionales. Un buen ejemplo es el de Hipotecas.com, que no cobra comisiones de ningún tipo ni exige contratar otros productos para acceder a sus ofertas hipotecarias, cuyo interés se adapta al perfil del cliente.

Hay que negociar siempre

Una vez identificadas varias hipotecas que cumplan estos requisitos, desde HelpMyCash.com recomiendan negociar con los bancos que las concedan para tratar de conseguir unas condiciones aún mejores. Aunque no todas las entidades rebajarán sus precios iniciales, es posible que varias sí lo hagan (especialmente las de toda la vida) si el cliente tiene un buen perfil o presenta propuestas de otros bancos.

Por este motivo, lo ideal es acudir a tantos bancos como sea posible, comparar sus ofertas y negociar con varias de estas entidades para intentar sacar un precio mejor. Hay que recordar que el cliente no se compromete a nada hasta que firma el contrato hipotecario, así que siempre está a tiempo de echarse para atrás si encuentra una hipoteca más barata que la que pretendía suscribir inicialmente.