Los sindicatos se suman a la patronal y amenazan también con huelga en el transporte de mercancías por carretera

Advierten al Gobierno de que, o se abordan los problemas de los camioneros en una mesa tripartita, o también harán movilizaciones

Imágenes de camiones en el Centro de Transportes de Coslada
Imágenes de camiones en el Centro de Transportes de CosladaEUROPA PRESS EUROPA PRESS

Si la política hace extraños compañeros de cama, los problemas del sector del transporte de mercancías por carretera pueden acabar provocando la confluencia de dos movilizaciones de dos colectivos tradicionalmente enfrentados, patronal y sindicatos. Si hace un par de semanas fueron los representantes empresariales, encabezados por la CETM, Astic y Fenadismer, los que convocaron paros entre los días 20 y 22 de diciembre para denunciar el “abandono” al que, su juicio, les tiene sometido el Gobierno, ahora son los sindicatos, en concreto CC OO, los que amenazan con movilizarse para protesta contra las malas prácticas empresariales en el sector. Dos movilizaciones independientes, pero que sitúan al Gobierno como la llave para arreglarlos.

Aunque Comisiones ha asegurado en una nota que los principales problemas del transporte de mercancías por carretera son “laborales y consecuencia de las prácticas empresariales de las últimas décadas”, lo cierto es que algunos de los que consideran deben solucionarse en una mesa tripartita entre patronal, sindicatos y Gobierno son también los denunciados por la patronal. Así, CC OO reclama también que se prohíba que la carga y descarga la hagan los conductores, a los que se obliga “a cargar y a descargar gratis la mercancía a pesar de que esa tarea no le compete según el convenio”; o la puesta a disposición de los profesionales de áreas de descanso seguras y con instalaciones adecuadas para un descanso reponedor.

No obstante, el sindicato denuncia también otra serie de problemas de los que sí cumpla directamente a las empresas. CC OO también asegura que existe competencia desleal entre empresas mediante precios por debajo de coste para quedarse el contrato en los “tenders” de los grandes cargadores, “mediante prácticas de ‘dumping’ social ubicando el domicilio de la empresa en lugares distintos al de desarrollo de la actividad para pagar menos salario y seguridad social y mediante los convenios de empresa instrumentales por debajo del convenio sectorial”.

Salud

CC OO denuncia que el trabajo que se ofrece está peor pagado que hace 30 años y el precio por hora (desde que un conductor coge el camión hasta que lo deja), ronda el valor del SMI, ya que la jornada de trabajo real de un conductor no es de 8 horas al día, sino de más de 12. Además, añade, no se abona a los conductores ni los tiempos de espera ni las horas extraordinarias y parte de su retribución variable se camufla en dietas que no cotizan, “minorando la base de cotización para desempleo, bajas o jubilación”.

El sindicato también denuncia que a los conductores “se les presiona para incumplir los descansos y recorrer mayores distancias manipulando incorrectamente el tacógrafo”, con el consecuente riesgo para su seguridad. En lo que respecta a la salud de estos profesionales, CC OO asegura que “la fatiga mata y es urgente la jubilación anticipada de la profesión por la salud de los conductores y por los riesgos para la seguridad vial que supone”. Sobre los problemas médicos, añade que a pesar de que hay estudios que revelan daños por ruido, vibraciones, exposición a agentes químicos, riesgos ergonómicos, turnicidad y alteraciones del sueño, estrés o factores psicosociales “no se reconoce ninguna enfermedad profesional”.

CC OO ha advertido de que, si el Gobierno y los empresarios no se sientan con los sindicatos a abordar los “problemas sociales del sector”, desde el sindicato valoran movilizaciones.