30 de agosto, el día que se esfumaron 120.360 empleos

La última jornada de la campaña estival marca el final de miles de contratos temporales que se firman para reforzar al sector servicios

La última jornada de la campaña estival marca el final de miles de contratos temporales que se firman para reforzar al sector servicios.

Cada año sucede lo mismo. El último día de agosto, como si de un gran truco de magia se tratara, miles de afiliaciones a la Seguridad Social se evaporan. Este año no ha sido una excepción. El 30 de agosto –el 31 era sábado– se perdieron 120.360 empleos, según los registros del Ministerio de Empleo hechos públicos hoy.

El fenómeno, que tiene poco de mágico, tiene que ver con la campaña estival, con la finalización de miles de contratos temporales firmados tres o cuatro meses antes para reforzar las plantillas del sector servicios. En agosto, la contratación siguió mostrando un acusado perfil temporal. En total, se firmaron 1,52 millones de contratos, un 5,15% menos que en el mismo periodo de 2018. La mayoría de ellos, 1,4 millones, fueron temporales, un 30% más que en julio y un 3,6% más que en agosto de 2018. Solo 123.277 contratos, un 8,11% del total, fueron indefinidos, de los que 75.553 fueron a tiempo completo y 47.724 a tiempo parcial. Los indefinidos representan un 33,6% menos con respecto a julio y un 19,9% menos respecto a 2018.

Octavio Granado, secretario de Estado de la Seguridad Social, se ha mostrado ciertamente resignado a que este sablazo a la afiliación se repita agosto tras agosto. Aunque se ha mostrado preocupado por la temporalidad y porque se sigue abusando del contrato temporal, ha afirmado que «hay necesidades en el mercado laboral español que se cubren mejor con este tipo de contrato».

No obstante, Granado ha asegurado que el mercado laboral español no se está precarizando más por el incremento de la temporalidad. «El hecho de que haya más contratos temporales no quiere decir que haya más temporalidad en el empleo, porque la mayor parte de los trabajos van ganando duración», ha dicho Granado. En esta línea, ha destacado que la afiliación que se perdió en agosto y todos los desempleados que se sumaron al Sepe eran antiguos contratos temporales, porque los indefinidos que salen del mercado laboral son sustituidos por jubilaciones.