93.000 atrapados en Banco Madrid

Un empleado coloca un cartel de "cerrado"en una sede del Banco de Madrid
Un empleado coloca un cartel de "cerrado"en una sede del Banco de Madrid

La retirada masiva de fondos fuerza a los administradores a pedir el concurso y suspender su actividad.

Preocupados por la incertidumbre que rodea al futuro de Banca Privada d’Andorra (BPA), los clientes de Banco Madrid, su filial española, han retirado en los últimos días fondos de la entidad de forma masiva. La cantidad sacada ha sido tan importante tras las acusaciones de blanqueo de capitales contra BPA que ha acabado por precipitar la caída de la entidad. A primera hora de la mañana de ayer, mediante un comunicado, Banco Madrid anunció que los tres administradores nombrados por el Banco de España la semana pasada tras su intervención han solicitado su concurso voluntario de acreedores. Según la nota, la decisión es consecuencia del «fuerte deterioro sufrido en la situación económica-financiera de Banco Madrid». «Las importantes retiradas de fondos de clientes han afectado a su capacidad para hacer frente al cumplimiento puntual de sus obligaciones», añade.

«Corralito»

Junto a la solicitud del concurso, los administradors han decidido también suspender temporalmente la actividad de Banco Madrid hasta que un juez decida qué hacer con él. La liquidación, como la de la matriz, parece ser la opción que cobra más fuerza. Esta congelación de su operativa es «la única forma de asegurar un trato igual a los depositantes», según manifestaron tanto el propio Banco Madrid como el Banco de España en otra nota. No obstante, tiene una implicación directa y muy grave para sus clientes: hasta que no haya resolución judicial, no pueden tocar el dinero que tienen en el banco.

El «corralito» no sólo afecta a los aproximadamente 15.000 clientes que, antes de la espantada, tenían unos 674 millones de euros en depósitos. También afecta a los 78.000 clientes de los fondos de inversión y sicavs –sociedades de inversión– gestionados por la gestora de inversión colectiva de Banco Madrid, cuyo patrimonio supera los 3.000 millones de euros. Siguiendo a los administradores, la CNMV bloqueó a media mañana el acceso a estos capitales de forma temporal. Clientes famosos como el ex futbolista del Real Madrid Roberto Carlos –2,8 millones– o el inversor de origen indio Ram Bhavnani –11,4 millones de euros– tendrán que esperar a ver si estos fondos y sicavs son trasladados íntegramente a otra entidad, lo que les garantizaría el 100% de su inversión. Los expertos creen que lo más probable es que, en una subasta rápida, se opte por esta alternativa.

En los dos días posteriores a su intervención, el miércoles y el jueves pasados, los inversores retiraron 50,7 millones de estos vehículos, según datos de la firma de aseroría Morningstar. Aunque es tan sólo el 1,25% del total de patrimonio gestionado, lo cierto es que frente a los 14 millones de euros retirados el primer día, durante el segundo la cantidad se incrementó a más del doble, 36,7 millones de euros. Desde Morningstar aseguran que es muy probable que ayer, en el lapso transcurrido entre el anuncio de la quiebra de Banco Madrid y el de la CNMV de la congelación de las operaciones de los fondos y las sicavs, la fuga de capitales de estos vehículos de inversión fuese muy abultada.

A última hora de la tarde, el supervisor bursátil también acordó la intervención de la gestora de Banco Madrid y de Interdin Sociedad de Valores. El «broker» de la entidad había solicitado esta actuación previamente y, como medida de precaución, había bloqueado el reembolso de saldos de clientes a la espera de instrucciones de los interventores del supervisor.

Fondos garantizados

El «corralito» decretado para la entidad no significa que los depositantes vayan a perder su dinero. Como se encargó de recordar el Banco de España, los depósitos de los clientes están garantizados por el Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito hasta un máximo de 100.000 euros por titular. Esta garantía, explicó, «se hará efectiva lo antes posible una vez que se cumplan los trámites pertinentes». Los clientes podrían recuperar lo que exceda de esa cantidad en función de la situación en que quede la entidad tras la decisión del juez.

El concuros de acreedores no exime de sus obligaciones a los clientes que tuvieran un préstamo de Banco Madrid. Estos tienen la obligación de devolver el capital más los intereses pactados.