ACS revalida su dominio global en infraestructuras y sostenibilidad

La constructora concentra su expansión en Estados Unidos, Australia y Canadá. Se suma a la lucha contra el cambio climático y refuerza su apuesta por las energías renovables a través de su filial Zero-E.

La constructora concentra su expansión en Estados Unidos, Australia y Canadá. Se suma a la lucha contra el cambio climático y refuerza su apuesta por las energías renovables a través de su filial Zero-E.

El grupo ACS, que hoy presenta resultados del tercer trimestre, renueva su liderazgo al frente de la construcción de infraestructuras. La compañía española presidida por Florentino Pérez se vuelve a hacer, por octavo año consecutivo, con el oro en el ranking de ERN TOP, siendo la única española entre los 10 primeros puestos. Esta clasificación reconoce la magnitud global de la entidad, cuya cartera de proyectos aumentó un 8,6% hasta alcanzar los 72.223 millones de euros. Su imparable expansión se concentra, principalmente, en EE UU, Canadá, Australia y la Unión Europea, donde tiene identificados proyectos a desarrollar en los próximos cuatro años por valor de más de 230.000 millones.

Los datos generales de 2018 anunciaban unas perspectivas de crecimiento al alza durante el año actual. EE UU lideraba el primer puesto en su desglose de ventas con 14.086 millones de euros de recaudación. Australia ocupaba la segunda posición de ventas, con 6.814 millones de euros, seguida de España (1.453 millones) y con Canadá pisándole los tobillos (1.443 millones de euros).

La constructora consolida su dominio al otro lado del charco con la construcción, entre otros proyectos, del sistema de transporte de viajeros por tren del aeropuerto de Los Ángeles. Este acuerdo de concesión, valorado en 2.181 millones de euros, fue logrado en colaboración con sus filiales Dragados y Hotchief e incluye el diseño, financiación, construcción y operación durante 30 años. El titánico proyecto se ha convertido en la transacción de mayor volumen cerrada en California dentro del mercado P3 y estará finalizada en 2023.

ACS también ha sido el encargado de mejorar la conectividad entre Canadá y su vecino estadounidense. En julio de 2018 el Gobierno de Canadá le adjudicó, a través de sus filiales Iridium y Dragados Canadá, la construcción del nuevo puente Gordie Howe entre las ciudades de Detroit en EE UU y Windsor en Canadá. Este puente atirantado de alcance internacional tendrá una longitud de 2,5 km, contará con seis carriles y su vano principal será el más largo de Norteamérica con más de 850 metros y sin pilas en el agua. Con este megaproyecto, valorado en 2.600 millones de euros, ACS no solo se anota un nuevo hito en su cartera, sino que proporcionará una vía alternativa para el transporte de mercancías y personas.

La mejora de conexiones entre estos dos territorios no queda solo aquí. Este mismo verano, el consorcio en el que participa ACS, a través de las filiales Iridium, Dragados y Flatiron, inauguró el puente de Champlain, una espectacular obra de ingeniería de 3,4 kilómetros de longitud. El puente soporta uno de los mayores tráficos de Canadá. Supera los 60 millones de vehículos al año, y constituye uno de los accesos principales a la Isla de Montreal por el Este. También representa una de las rutas de intercambio comercial con Estados Unidos más importantes.

Australia tampoco se queda atrás. A finales de 2018, el Grupo ACS se hizo con el desarrollo de la autopista WestConnex 4 East en Sídney a través de su subsidiaria local Cimic. CPB Contractors, una de las filiales de esta última, se encargará de la construcción de esta autopista subterránea de más de 1.238 millones de euros. CP Contractors también es el encargado de entregar el enlace subterráneo Rozelle para enlazar las autopistas WestConnex M4-M5. Con él, será posible liberar una superficie de uso público de aproximadamente 10 hectáreas.

Su apuesta por la sostenibilidad también ha sido reconocida en el Dow Jones Sustainability Index. El grupo es líder en la realización de proyectos termosolares y eólicos, tiene una creciente presencia en grandes procesos fotovoltaicos, es líder regional en mini-hidroeléctrica en Latinoamérica y otros países y realiza plantas de biomasa. Para ello, ACS ha creado Zero-E, una empresa referente en el desarrollo de plantas renovables. En total, la cartera de estos proyectos suma más de 2.000 MW y 7.300 km de líneas de transmisión.