Alemania logró déficit cero en 2013

Las cuentas públicas del Estado alemán cerraron 2013 con "déficit cero", según los datos definitivos de la Oficina Federal de Estadística (Destatis) publicados hoy. Los datos difundidos hoy corrigen mínimamente la estimación provisional de déficit del 0,1 % del producto interior bruto (PIB) anunciado el pasado 15 de enero.

De esta forma, la mayor economía europea logra por segundo año consecutivo el equilibrio presupuestario, liderando el camino hacia la consolidación fiscal que ha propugnado para el conjunto de la Unión Europea (UE) su canciller, Angela Merkel. El conjunto de las administraciones públicas de Alemania, que incluye el nivel federal, los "Länder", los municipios y la caja de la seguridad social, tuvieron en términos absolutos al cierre de 2013 un superávit de 300 millones de euros.

El Estado alemán ingresó en total 1.223.400 millones de euros y gastó 1.223.100 millones, según los detalles difundidos por Destatis en un comunicado.

Pese al equilibrio presupuestario agregado, la administración federal siguió incurriendo en un déficit de 6.800 millones de euros el pasado ejercicio y los "Länder"cerraron el año con un nuevo endeudamiento de 3.000 millones. Aunque ambos niveles administrativos se mantienen en números rojos, Destatis destacó que sus déficit fueron en 2013 la mitad que el año anterior.

Por su parte, los municipios obtuvieron un superávit de 3.500 millones de euros -frente a los 5.200 millones del año precedente- y la caja de la seguridad social acabó el ejercicio con un plus de 6.600 millones de euros, frente a los 18.300 millones del año previo.

El marcado descenso del superávit en la caja de la seguridad social se debe, según Destatis, a la reducción de las contribuciones a las pensiones, el descenso de algunos subsidios federales y la supresión de la cuota fija por atención médica que se pagaba hasta 2012.

Destatis confirmó asimismo hoy sus estimaciones previas sobre el crecimiento del PIB el año pasado, que dejó inalterado en el 0,4 % interanual, tal y como apuntó en enero. El Ministerio de Finanzas alemán calculó en su último pronóstico -difundido en octubre- que las cuentas públicas cerrarían este año con un déficit equivalente al 0,2 % del PIB.