El día que Amancio Ortega fue el hombre más rico del mundo

El fundador de Inditex alcanzó una fortuna de 80.000 millones de dólares y superó durante unas horas a Bill Gates, que recuperó el primer puesto

Amancio Ortega
Amancio Ortega

El fundador de Inditex alcanzó una fortuna de 80.000 millones de dólares y superó durante unas horas a Bill Gates, que recuperó el primer puesto

En 1963, Amancio Ortega confeccionaba batas de boatiné en un pequeño taller textil de La Coruña. Ayer, 52 años después, se convirtió en el hombre más rico de todo el planeta, superando al mismísimo Bill Gates. Eso sí, tan sólo por un efímero momento. El gallego apenas pudo ostentar el trono de los «milmillonarios» durante un breve lapso de tiempo, antes de que el cofundador de Microsoft recuperase la primera posición de la lista «Forbes».

El fundador del gigante textil Inditex llegó a atesorar ayer por la mañana una fortuna de más de 80.000 millones de dólares –72.600 millones de euros–, según la estadística en tiempo real que elabora la publicación estadounidense. El patrimonio de Ortega se disparó casi 2.000 millones de euros sólo en la jornada de ayer, aupado por el buen comportamiento en bolsa de Inditex. Las acciones de la matriz de firmas tan conocidas como Zara, Pull&Bear, Stradivarius, Bershka o Massimo Dutti se elevaron un 3,07%, impulsando las ganancias de Ortega, máximo accionista del grupo, con el 59,3% del capital.

Sin embargo, poco duró la «aventura» de Ortega en lo más alto del podio de «Forbes». En el instante en que Wall Street abrió, las acciones de Microsoft se disparaban más de un 10% tras los buenos resultados del tercer trimestre, devolviendo a Bill Gates al primer puesto. Apenas tres horas –entre el mediodía y las 15:30–, pero un hito sin precedentes. Por primera vez, un español se convirtió en el hombre más rico del mundo. Lugar en el que es posible que nos acostumbremos a ver a Amancio Ortega, a juzgar por su evolución patrimonial de los últimos tiempos.




A principios de año, Ortega ocupaba el cuarto puesto de «Forbes» y tenía a Gates a casi 15.000 millones de euros de distancia. En menos de un año, el español se ha situado –al cierre de esta edición– a sólo 800 millones de dólares del estadounidense. Por el camino ha superado a dos gigantes empresariales que le llevaban ventaja: el también estadounidense Warren Buffett y el mexicano Carlos Slim. ¿El motivo? Desde principios de 2015 las acciones de Inditex se han revalorizado un 43,7%. No en vano, la corporación con sede en Arteixo (La Coruña) es la mayor empresa española por capitalización bursátil, con 105.000 millones de euros de valor en bolsa. Cantidad que, según los analistas, seguirá aumentando en los próximos meses. Así, la casa de análisis Citi –la más optimista respecto a la empresa española– sitúa el valor objetivo de Inditex en 37 euros por acción, es decir, un potencial de revalorización del 10% sobre el precio actual.

En cualquier caso, los buenos resultados de Inditex en 2015 refuerzan la idea de que la firma textil aún tiene recorrido bursátil. En el primer semestre del año el beneficio y las ventas registraron niveles récord, con Asia y América como principales motores de crecimiento. Así, las ganancias aumentaron un 26%, hasta los 1.166 millones de euros, mientras que la facturación creció un 17%, hasta los 9.421 millones. La compañía presidida por Pablo Isla contaba, al cierre de junio, con 6.777 tiendas en 88 países. Además, Inditex da trabajo a 141.192 personas en todo el mundo. Cifras que hacen pensar que la fortuna de su fundador seguirá creciendo en los próximos meses.

Los españoles que aparecen por detrás de Ortega en la lista «Forbes» son su hija Sandra Ortega, que ocupa el puesto 183, con una fortuna de 7.400 millones de dólares, y el presidente de Mercadona, Juan Roig, que se sitúa en la posición 285 con 5.200 millones de dólares. Otros representantes nacionales son el fundador de Mango, Isak Andic, en el puesto 311, con 5.000 millones; el presidente de OHL, Juan-Miguel Villar Mir, en la posición 318, con 4.900 millones, y el presidente de Ferrovial, Rafael del Pino, en el lugar 668, con 2.800 millones.

Esta misma semana se supo además que la Fundación Amancio Ortega ha donado 17 millones de euros a la Sanidad Pública gallega. En concreto, ha firmado un convenio con la Xunta por el que destinará esa cantidad a equipamiento tecnológico de última generación para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades oncológicas. En un acto en Santiago de Compostela en el que no estuvo presente Amancio Ortega, pero sí su actual mujer y presidenta de la fundación, Flora Pérez, así como su hija Marta, el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, se refirió a Amancio Ortega como «un corazón invisible».

No es la primera vez que el «casi» hombre más rico del mundo dedica parte de su inmensa fortuna a obras de caridad para los más necesitados. Hace un año donaba 20 millones de euros a Cáritas –la institución religiosa ya había recibido otra donación similar en 2012– y otros 4 millones a la Federación Española de Bancos de Alimentos.