Báñez pide contención salarial hasta que se cree más empleo

La OIT aplaude la reforma laboral, pero aconseja una leve subida de sueldos

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, vinculó ayer la posibilidad de que se produzcan subidas salariales al proceso de creación de empleo. Báñez aseguró que la «indexación» de los salarios a la mejoría del mercado laboral es la mejor receta para continuar con la recuperación que «ya se ha iniciado». Tras conocer el informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) «España, crecimiento con empleo», la ministra remarcó que el documento respalda las reformas en el mercado laboral puestas en marcha por el Gobierno y supone un voto de confianza, pues reconoce que «se ha iniciado la recuperación del empleo» en España. Báñez subrayó que, aunque «queda mucho camino por recorrer».

Para ello, expresó su confianza en que los agentes sociales cumplan su papel como han hecho hasta ahora. Al respecto, destacó el carácter «fundamental» de los acuerdos de congelación salarial rubricados desde 2012 y recordó que el Ejecutivo está trabajando junto con los agentes sociales en la ampliación del sistema de protección social, con la idea de elaborar un mapa de prestaciones a nivel nacional y poder atender a los segmentos sociales con mayores dificultades, como las familias con todos sus miembros en paro. «Hay más de cuatro millones de españoles que necesitan oportunidades de trabajo» y el Gobierno trabaja para facilitar «cuanto antes» la transición del desempleo al trabajo para esos cuatro millones de personas, explicó.

La OIT refleja en el informe sobre España que «no hay motivos económicos claros que justifiquen nuevas reducciones salariales», en tanto que la competitividad de costes ha sido completamente restaurada. Por tanto, la OIT aconseja al Gobierno «aumentar los salarios tanto como permita la productividad». El análisis del organismo internacional destaca que «nuevos recortes salariales sólo «socavarían la demanda interna por encima de cualquier beneficio que pudiese surgir en términos de aumento de las exportaciones», ya que la recuperación es aún «frágil». El director general de la OIT, Guy Ryder, reforzó esta tesis al término de la presentación del documento. «No hace falta bajar más los salarios. Hay que vincularlos más a la productividad a través de la negociación colectiva y el diálogo social», dijo.

Al mismo tiempo, el informe de la OIT recalca que más del 60% de los demandantes de empleo en España lleva en paro más de un año y que aunque la creación de empleo prosiga al ritmo actual, no recuperará los niveles de 2007 hasta 2023, por lo que considera fundamental que el Gobierno lleve a cabo una protección social adecuada.

Por otro lado, el informe señala que la incidencia del empleo temporal sigue siendo «persistentemente elevada» en España, por lo que reclama reformas, no sólo para trasladar empleados de sectores en declive a otros mejor posicionados, sino también para «mejorar la protección de los trabajadores temporales y hacer más previsible el sistema de despidos tanto para los empleadores como para los trabajadores».

La OIT alerta también de la disminución de los trabajadores amparados por un convenio colectivo y de la cada vez mayor falta de aplicación de los mismos. Para mejorar la cobertura de los convenios, el informe propone dotar de mayor peso a los acuerdos sectoriales, vigilar las inaplicaciones para poder actuar en caso de conflicto y garantizar la representación efectiva de las partes. Asimismo, el organismo pide enfoques mejor orientados en las subvenciones a la contratación.

Bien acogida por los sindicatos

La propuesta de negociación del Ejecutivo fue bien recibida por los agentes sociales, si bien los secretarios generales de CC OO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, coincidieron en subrayar que la devaluación salarial es el camino hacia la recesión, no la senda de la recuperación. «Si los empresarios quieren que las empresas mejoren su situación y aumenten las ventas y si el Gobierno quiere que se consolide la recuperación económica, la estrategia salarial tiene que ser totalmente distinta», advirtió Méndez. Toxo abogó por un acuerdo a tres años que tenga en cuenta una subida del salario mínimo interprofesional.

Los presidentes de las patronales CEOE y Cepyme, Juan Rosell y Jesús Terciado, presentes también en el acto, revalidaron su compromiso con el diálogo. Rosell incluso llegó a defender a los sindicatos de los «ataques» que sufren en mayor medida que los empresarios.

El IPC, en negativo por tercer mes seguido

Por tercer mes consecutivo, los precios han vuelto a bajar. El índice de precios de consumo (IPC) retrocedió en septiembre y cayó un 0,2% en tasa interanual, según el indicador adelantado publicado ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). No obstante, la caída de septiembre es tres décimas menor que la registrada en agosto, cuando el retroceso fue del 0,5%, la mayor desde octubre de 2009. El INE explicó que la menor bajada del IPC este mes se debe principalmente a la estabilidad de los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas, frente al descenso que registraron en el mismo mes de 2013, y añadió que también influyó el encarecimiento de la electricidad. Los precios de consumo registraron una tasa mensual positiva en septiembre, al subir un 0,1%.