Actualidad

Bankia gana 703 millones y enfría futuras fusiones

El todavía banco público confirma una subida del 5% del dividendo y culmina la absorción de BMN

Bankia obtuvo un beneficio atribuido de 703 millones de euros en 2018/Reuters
Bankia obtuvo un beneficio atribuido de 703 millones de euros en 2018/Reuters

El todavía banco público confirma una subida del 5% del dividendo y culmina la absorción de BMN.

Bankia, la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri y cuyo accionista mayoritario (61,38%) todavía es el Estado, cerró el ejercicio de 2018 con un resultado atribuido de 703 millones de euros, es decir, un teóricamente espectacular 39,4% más que el año anterior. La contabilidad financiera, sin embargo, ofrece interpretaciones diversas. Otra de ellas indica que «el beneficio recurrente atribuido al grupo» fue de 788 millones de euros, que sería un 3,5% menor que los 816 millones del año anterior. Ambas lecturas son correctas y la diferencia se justifica por la operación extraordinaria de la venta de una cartera de morosos de 3.070 millones de euros a Lone Star, que alivió el balance de Bankia, pero costó 85 millones.

Bankia opera en un entorno complicado de bajos tipos de interés y 2019, según explicó ayer Goirigolzarri al presentar las cuentas anuales, volverá a ser un año difícil para la banca, porque «no habrá cambios significativos en los tipos de interés como para que afecten a los resultados». En 2018, el negocio más puro bancario, medido por el «margen de intereses» –diferencia entre lo que un banco paga por el dinero y lo que cobra por prestarlo– creció un 4,1%, hasta los 2.049 millones de euros. Por eso, la entidad, como sus competidores en España, apuntala los resultados con las comisiones que, con 1.065 millones y un crecimiento del 23,3%, suman la mitad que el «margen de intereses». La comercialización de fondos de inversión, pensiones y seguros aporta 336 millones a los resultados y los ingresos vinculados a las tarjetas de crédito y débito, otros 232 millones. En total, 568 millones, el 80,5% del beneficio, que explican el interés de Bankia y de toda la banca en potenciar los fondos de inversión y en aumentar la implantación y el uso de tarjetas.

Goirigolzarri cree que hay demasiados rumores sobre fusiones, pero defiende el objetivo de Bankia de «seguir solos, aunque somos un activo magnífico». Afirma que tiene mucho cariño al BBVA –fue consejero delegado– y que las escuchas de Villarejo «han sido una gran sorpresa y nunca supimos nada, en el caso que así ocurriera». El presidente de Bankia también también cree que la «Tasa Tobin» será pagada por los clientes» y defendió la necesidad de mejorar la imagen del sector: «Tenemos que explicarle a la sociedad que somos útiles y respondemos a sus requerimientos». Ayer, las acciones de Bankia, que subirá el dividendo un 5%, bajaron en Bolsa un 1,58% hasta los 2,548 euros.