Casi 3.500 euros por un curso con un único estudiante

La Razón
La RazónLa Razón

MADRID- Entre las numerosas irregularidades detectadas por el Tribunal de Cuentas en la gestión de los fondos correspondientes a los cursos de formación de 2010, el informe remarca cómo los agentes sociales se dedicaron a inflar los cursos para justificar el cobro de los 426 millones en subvenciones. En concreto, destaca un curso impartido por una entidad subcontratada para un solo alumno, que costó 3.405 euros. El TC también llama la atención ante el elevado número de alumnos que realizaban todo tipo de cursos. Así, señala que tan sólo 398 alumnos efectuaron un total de 6.068 cursos, «siendo especialmente significativa la realización por determinadas personas de más de cincuenta cursos formativos con cargo a la misma convocatoria». El órgano fiscalizador considera estos hechos «contrarios a los principios de igualdad y objetividad en el acceso a los planes de formación así como a los principios de eficacia y eficiencia en la gestión de recursos públicos. Además, se han detectado al menos diez casos de partipantes «fantasma» que dicen no haber realizado ninguno de los catorce cursos en los que figura su nombre y por los que se ha abonado el importe de su impartición a la entidad beneficiaria de estas subvenciones. Otro de los casos más llamativos es el de un alumno que denunció haber tenido que abonar una contraprestación económica por la realización de ocho cursos o el de los 163 cursos en los que los alumnos participantes directamente expresaron que la formación recibida no les sirvió absolutamente para nada.