«Cepsa Pay»: parar, repostar y pagar sin pasar por caja

La compañía lanza una nueva aplicación que permite a los clientes de su red de estaciones de servicio llenar su depósito y abonar el importe desde su teléfono móvil. Con esta nueva forma de pago, se reduce en un 75% el tiempo que el usuario permanece en la estación de servicio.

Llegar a una estación de servicio Cepsa, repostar y pagar en sólo 90 segundos. Eso es posible ya gracias a «Cepsa Pay», una aplicación gratuita, pionera en el mercado, que permite a los usuarios llenar el depósito de su vehículo y pagar el importe de la operación desde su smartphone, sin necesidad de moverse del coche y sin tener, en consecuencia, que pasar por caja. Se trata de una nueva manera de echar gasolina más rápida, cómoda y segura.

El sistema de pago y fidelidad, diseñado junto a PayMet, está alineado con la estrategia de la compañía de poner a disposición de sus clientes las últimas tecnologías, adaptándolas a sus necesidades y aportando un valor diferencial en sus servicios.

El procedimiento para utilizar este servicio es muy sencillo. El usuario tan sólo tiene que darse de alta en la aplicación virtual, vincular una tarjeta de crédito o débito y crear un «pass code». Si no desea facilitar sus datos bancarios, puede recibir el saldo que recarguen otros usuarios. Una vez llegue a la estación de servicio Cepsa, sólo tiene que seleccionar en su smartphone el número de surtidor y el tipo de producto que desea, marcar el importe e introducir el «pass code». Tras estos sencillo pasos, ya podrá llenar su depósito. Además, si aparte de repostar, desea adquirir algún producto en la tienda, tan sólo tendrá que enseñar el código QR de la operación en la caja.

De esta forma, el cliente no sólo ganará en tiempo, sino también en seguridad, ya que en ningún momento dejará el vehículo solo, algo muy importante, especialmente, si viaja con niños o tiene dificultades de movilidad.

Además, en el caso de empresarios y autónomos, «Cepsa Pay» permite solicitar la factura a través de la aplicación y recibirla al instante vía correo electrónico. Asimismo, las tarjetas de fidelización están integradas en la aplicación, por lo que ya no hay necesidad de que el cliente las lleve encima físicamente. Así, incluye la tarjeta «Porque tu vuelves» virtual para acumular los puntos Cepsa automáticamente.

«El principal objetivo de Cepsa Pay es facilitar la vida al cliente, ofreciéndole un sistema de pago móvil, ágil y seguro que mejore su experiencia de compra en nuestras estaciones de servicio. Cualquier cliente puede pagar y repostar de forma muy rápida sin tener que moverse del vehículo. Es decir, puede pagar desde su dispositivo móvil en el coche, bajarse a repostar, y continuar la marcha. Y, además, si el cliente necesita comprar productos de la tienda, la misma aplicación permite utilizar el saldo del móvil para pagar también estos artículos en caja», explica Joaquín Abril-Martorell, director de Marketing de Cepsa.

«Cepsa Pay» es un servicio que, entre otros factores, destaca por su rapidez. Con el pago desde el coche, se reduce un 75% el tiempo que emplea el cliente a la hora de repostar y pagar, ya que no es necesario ir a la caja de la estación de servicio para conseguir una factura. Además, la aplicación es versátil, puesto que también se puede utilizar para adquirir productos de las tiendas Depaso y Carrefour Express de las estaciones de servicio Cepsa, además de permitir los traspasos de saldo entre usuarios en tiempo real. Y todo ello desde la máxima sencillez –todo el proceso se puede realizar en solo dos pasos– y seguridad, ya que Cepsa Pay cumple fielmente con la normativa PCI-DSS. De esta manera, las tarjetas bancarias no se almacenan en los dispositivos móviles, sino que los datos quedan almacenados en un «cloud banking» con los más altos estándares de seguridad, por lo que no hay riesgo en caso de pérdida o robo del smartphone. Además, exige la introducción de un «pass code», previamente establecido por el cliente, para autorizar los cargos contra su tarjeta bancaria.

«Cepsa Pay» no es sólo una aplicación, es una solución para solventar un problema habitual de la mayoría de los conductores, como son las demoras a la hora de pagar el combustible. «Hoy en día, existen en el mercado muchas soluciones para pagar con el móvil. Muchas marcas se han sumado a esta tendencia. Nosotros, sin embargo, no queríamos ofrecer un mero servicio de pago móvil, sino que queríamos resolver un problema cotidiano de las personas. Algo que justificara el uso del móvil, algo que realmente fuera diferencial con otras propuestas y aportara valor a nuestros clientes. Éste fue el germen de lo que hoy es ‘‘Cepsa Pay”», añade Abril- Martorell.