Coca-Cola ofrece 30 días con 18 meses de tope por despido

La firma dará 5.000 euros a cada trabajador que acepte el traslado a otra embotelladora. UGT abandona el diálogo

Trabajadores de Coca-Cola protestan, ayer, en la sede del PP de Madrid
Trabajadores de Coca-Cola protestan, ayer, en la sede del PP de Madrid

Coca-Cola Iberian Partners anunció ayer las condiciones del Expediente de Regulación de Empleo planteado en cuatro de sus siete plantas embotelladoras. La compañía ofrece una indemnización de 30 días con un tope de 18 mensualidades por la extinción de contrato y una cantidad a tanto alzado de 5.000 euros por gastos de traslado a los trabajadores que se recoloquen en otros centros a más de 75 kilómetros del suyo, según información de la compañía a la que tuvo acceso Ep. Estas condiciones se enmarcan dentro del ERE que afectará a 1.250 trabajadores, el 30% de la plantilla, de los cuales unos 750 serán despedidos a través de prejubilaciones o salidas directas, mientras que cerca de 500 se recolocarán en otras plantas, tras el cierre de Fuenlabrada (Madrid), Alicante, Palma de Mallorca y Colloto (Asturias).

Según la firma, la indemnización y las compensaciones serán distintas en función de la proximidad a la fecha de jubilación, con el fin de garantizar, en el caso de quienes tienen una edad más próxima, un esquema que les permita llegar a la misma con la menor pérdida posible de expectativas, especialmente en los periodos y cuantías de cotización a la Seguridad Social.

En concreto, los empleados afectados que tengan edad igual o superior a los 58 años el próximo 1 de abril percibirán desde la fecha de extinción del contrato y hasta que cumplan los 63 años una cantidad que, sumada a la prestación neta de desempleo que legalmente corresponda, alcance un 70% del salario neto percibido en el momento de extinción del contrato. En todo caso, la indemnización total percibida no podrá ser inferior a la cantidad de 20 días de salario por año de servicio en la empresa con el límite de doce mensualidades. Para las recolocaciones, la compañía ofrece 5.000 euros a los empleados que sean trasladados a otra embotelladora situada a más de 75 kilómetros de su planta.

La compañía estima que, descontando las prejubilaciones, los despidos rondarían los 350.