Actualidad

Draghi dice que han empeorado las expectativas de la inflación a medio plazo

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, dijo hoy que "han empeorado las expectativas de inflación a medio plazo"y las condiciones en el mercado monetario a corto plazo.

Draghi señaló en rueda de prensa que el BCE "está preparado para actuar en caso necesario"y aplicar "todos los instrumentos disponibles"y permitidos por el Tratado de Maastricht para apoyar el mercado monetario, el crédito.

Asimismo el presidente del BCE afirmó que observarán muy de cerca todos los movimientos en el mercado monetario.

Previamente el consejo de gobierno del banco emisor decidió mantener los tipos de interés en el mínimo histórico del 0,25 %.

"Actuaremos cuando tengamos razones para pensar que nuestras perspectivas de inflación han empeorado", según Draghi.

Añadió que "es prematuro declarar una victoria"respecto a la recuperación de la economía de la zona del euro y por eso el BCE ha enfatizado el carácter expansivo de su política monetaria.

Draghi señaló en rueda de prensa que la recuperación económica de la zona del euro está ahí pero que es "débil, modesta, frágil"y que existen riesgos que podrían minar esta recuperación, entre los que también se encuentras crisis políticas.

"El consejo de gobierno enfatiza fuertemente que mantendrá el carácter expansivo de su política monetaria el tiempo que sea necesario, lo que apoyará la recuperación económica gradual en la zona del euro", apostilló Draghi.

"No vemos deflación en la zona del euro pero si tienes una inflación baja durante un periodo prolongado de tiempo hay que estar alerta de los riesgos", dijo Draghi.

El presidente del BCE consideró que "vemos tasas de inflación negativas en uno o dos países pero por la necesidad de reequilibrio de las economías por la pérdida de competitividad".

Draghi reiteró que "no vemos deflación en el sentido japonés de los 90, no estamos en el escenario japonés".

"La situación de los balances de los bancos y del sector privado en la zona del euro no es tan mala como lo era en Japón en los 90", según el presidente del BCE.