Publicidad
Publicidad
Economía

6 claves en la elección de un abogado

Recibir la asistencia adecuada en materia legal requiere tener en cuenta una serie de factores importantes

En el momento en el que alguien se encuentra ante una situación de tipo jurídico, lo normal es pensar en ponerse en manos de un abogado. Alguien que pueda orientarle conforme a los pasos que debe dar e incluso que se encargue de representarle si fuese necesario.

Publicidad

En el momento en el que alguien se encuentra ante una situación de tipo jurídico, lo normal es pensar en ponerse en manos de un abogado. Alguien que pueda orientarle conforme a los pasos que debe dar e incluso que se encargue de representarle si fuese necesario.

La cuestión es que a menudo surgen dudas en cuanto a qué abogado es el mejor para encargarse de cada caso. De hecho, según el Consejo General de Abogacía Española una de las preguntas más comunes entre particulares es cómo saber qué profesional es el adecuado y en qué fijarse para tomar una decisión.

Publicidad

A continuación veremos 6 puntos a tener en cuenta para elegir un abogado. Todos ellos son igual de importantes y se pueden aplicar a cualquier situación, independientemente de si se trata de un asunto civil, penal, laboral, etc.

Publicidad

1- Qué sea un experto en su campo

La especialización es el primer factor que se debe tener en cuenta al elegir un abogado. Cuanto más experto sea en una materia en concreto, más posibilidades habrá de que se harán las cosas del modo adecuado. Y por tanto, hay más garantías de que el resultado sea el más beneficioso para quien necesita sus servicios.

Puede parecer evidente, aunque lo cierto es que es uno de los errores más habituales que se suelen cometer, como destaca Bombí & Ripoll Abogados. Y es que se tiende a pensar que el perfil de un abogado es multidisciplinar, y que puede encargarse de cualquier caso sin importar la rama del derecho a la que corresponda. Por eso hay quien se extraña de que un bufete le diga que no pueden atender su caso porque no tienen ningún abogado especializado en ello.

2- Qué haya atendido otros casos parecidos

Publicidad

Si nos encontramos con varios abogados que sean expertos en el campo que nos ocupa, se puede mirar cuál es la experiencia que hayan tenido en cuanto a situaciones similares a la nuestra.

Para ello será necesario concertar citas con varios profesionales y explicarles el caso, para que después nos comenten si han llevado algo parecido y en cuántas ocasiones. Cuanto mayor sea el número de casos que ha atendido, mejor preparado estará para trabajar con nosotros. Puede llevar algún tiempo hablar con ellos, pero merecerá la pena con tal de obtener los mejores resultados.

3- Referencias y opiniones de otros

Cuando hace falta un abogado, lo mejor es preguntar a familiares, amigos y personas de confianza si conocen a alguno. Es de gran ayuda porque seguro que nos pueden contar muchos detalles respecto a su forma de trabajar, hacerles preguntas concretas y evaluar hasta qué grado es el tipo de profesional que nos hace falta.

Una alternativa que recomienda Charta Internacional Abogados es navegar por Internet para encontrar información específica sobre un abogado en concreto. Se puede entrar en foros y páginas en las que quienes ya han tenido experiencias con él comentan qué tal les ha ido y cómo es la calidad de su trabajo.

En este sentido es importante actuar con algo de cautela, ya que no podemos esperar que el 100% de los clientes estén totalmente satisfechos. Posiblemente encontremos a alguien que no hable positivamente, aunque si se trata de una excepción y la mayoría de comentarios hablan bien de ello, podremos estar más seguros de que es una buena elección.

4- Cuanto más cerca, mejor

Aunque Internet, las llamadas de teléfono e incluso las videoconferencias han hecho posible que no haya problema con las distancias, La ubicación de la oficina en la que trabaja el abogado también es importante.

Poder hablar en persona ayuda a mejorar la calidad del servicio, ya que se pueden concertar encuentros de forma habitual si es necesario, evitando desplazamientos o tener que hacer planes con mucha antelación para hablar de algún asunto relacionado con el caso. Además, estará mejor familiarizado con el modo de trabajar de los juzgados que operan en la provincia, que si bien se ajustan a unas mismas reglas, en parte tienen una personalidad particular dependiendo de la zona.

Aún así, puede que merezca la pena el esfuerzo y sea mejor contratar un abogado que esté algo más lejos en caso de que se trate del mejor o quien más experiencia tenga en nuestra situación.

5- La importancia de una entrevista personal

Mata Garrido Abogados habla también de lo necesario que es tratar de reunirse en persona con el abogado a quien se quiere contratar. De este modo no solo se pueden aclarar mejor ciertas dudas, sino también crear una relación de confianza entre el abogado y su cliente. Se puede ver la expresión de la cara cuando nos está escuchando hablar del caso, y su tono de voz también puede darnos información sobre lo seguro que está acerca de lo que dice.

Ponernos en manos de alguien exige una completa confianza en esa persona. Sobre todo cuando se trata de problemas delicados en los que puede ser necesario manejar información sensible. En una entrevista personal se pueden sentar las bases para que haya confianza por ambas partes.

6- El coste de sus honorarios

Posiblemente este sea uno de los asuntos que más problemas pueden generar, ya que cada profesional tiene sus tarifas y nos podemos encontrar con precios diferentes por un mismo servicio.

Antes de lanzarse a elegir el abogado más barato, es importante destacar que aunque no sea un factor que indica una mala calidad del servicio, sí que podría hacer que nuestro caso se demorara o surgieran problemas debido a que además de este se están llevando muchos otros a la vez. Es evidente que no se puede exigir dedicación exclusiva casi nunca, pero es importante asegurarse de qué y cómo se atenderá nuestra situación. Si hay alguna duda acerca del coste de los servicios, se pueden consultar las tablas orientativas que maneja cada colegio de abogados.

A la hora de escoger un abogado para que nos represente en cualquier caso, estos 6 consejos son fundamentales para tomar la mejor decisión.