Economía

El sector de la moda, un filón de la compra online en España

Mirando al pasado, parece que fue en otra vida cuando hacíamos cosas de forma analógica como acudir al banco a hacer traspasos de dinero, esperar cartas de amigos por correo o acudir personalmente a hacer cada una de nuestras compras. Sin embargo, esto era real hasta hace apenas 20 años, cuando Internet irrumpió en nuestras vidas y las transformó por completo.

Publicidad

Por supuesto, el comercio no ha sido ajeno a la transformación digital. Desde que Amazon aterrizó en el mercado en 1996 como una librería online, el comercio electrónico ha vivido un crecimiento acelerado en las últimas dos décadas. Por eso, los grandes empresarios del mundo lo han visto como una nueva fuente de ingresos y una oportunidad de expansión a nivel mundial y a distintos públicos como los millenials.

¿A qué se debe el crecimiento del comercio online en España?

Publicidad

Es una realidad: el e-commerce o comercio electrónico cada vez está más presente en nuestro país. Un dato que demuestra su crecimiento sostenido en estos años es la facturación de 2017: el comercio online reportó 7.300 millones de euros, un incremento del 23,4% respecto al año anterior. Pero... ¿a qué se debe?

Publicidad

- Comodidad

La comodidad es el principal factor para que el comercio de moda online haya despuntado de esta manera. Las largas jornadas laborales y la posibilidad de no moverse de casa, y aun así obtener las prendas de vestir que queremos, han hecho que comprar ropa por internet sea cada vez más común.

Un buen ejemplo de ello son grandes tiendas del sector de la moda en España como Bimba y Lola. Conscientes de la necesidad de acercar al usuario sus productos de una forma práctica y cómoda, este tipo de empresas se ha sumado al comercio electrónico.

Publicidad

- Experiencia de usuario

Por otro lado, otro factor que influye de manera categórica en la preferencia de una tienda es que las webs sean amigables, intuitivas y fáciles de usar. Un ejemplo es Lyst.es, tienda de artículos de moda de alta gama presente en varios países de Europa. La interfaz de su web permite aplicar filtros para encontrar el producto más adecuado para cada consumidor, desde una chaqueta hasta unos zapatos.

¿Qué futuro nos espera?

Durante 2018, más de 17 millones de españoles compraron algo en Internet a lo largo del año y 9 millones adquirieron ropa o material deportivo según una encuesta del INE (Instituto Nacional de Estadística). De hecho, la multinacional Inditex aseguró que el 10% de sus ganancias totales provenían del comercio electrónico.

Este crecimiento en las ventas online dentro del sector de la moda no parece detenerse en un futuro cercano, pero tampoco parece que haya un límite de crecimiento y de haberlo, lo marca el consumidor. De hecho, los expertos estiman que en un par de años la facturación online de algunas marcas podría alcanzar entre el 30 y el 40%. Solo el tiempo dirá si estas estimaciones son realistas o pecan de optimismo.