Salen a la luz las cifras de negocio de Google

Recientemente se han hecho públicas algunas de las cifras de negocio de Google, algo insólito para una compañía que tradicionalmente ha mantenido su información más importante como su secreto mejor guardado.

Pero, ¿cómo ha llegado Google hasta este punto? El problema se origina hace ya más de 5 años, cuando Google y Android iniciaron un enfrentamiento legal debido a desacuerdos sobre derechos de autor y patentes. Hace relativamente poco, los abogados de Android tuvieron acceso a unos documentos financieros de Google, los cuales se mostraron durante el juicio y sirvieron de argumento para la indemnización que exigen. Dichos documentos reflejaban información relacionada con los ingresos generados por el acuerdo de colaboración Google-Android. Para ser exactos, Google habría generado unos ingresos de 28.000 millones de euros, de los que 22.000 millones serían beneficios netos de publicidad móvil. Teniendo en cuenta los ingresos generados por la venta de aplicaciones a través de su plataforma Google Play, la cifra aumenta en 9.000 millones de euros.

La divulgación de información tan relevante preocupa enormemente a Google por lo que están tratando de eliminarla antes de que pase al registro público. Las consecuencias podrían ser muy negativas ya que supondrían pérdidas multimillonarias si sus principales competidores se aprovechan de la información publicada.

Esto no se trata de una coincidencia y mucho menos de un despiste. Es un hecho tan interiorizado en el usuario que rara vez se da cuenta, Google es el buscador por defecto para los navegadores de los dispositivos Apple y se debe a un acuerdo multimillonario entre ambas compañías.

Esta información se hacía pública en el juicio, previamente mencionando, con Android a mediados del mes de enero y, de nuevo, repercutía negativamente sobre Google.

Según la información que se ha revelado a través de Bloomberg, el acuerdo se firmó en 2014, conllevando un pago de 1.000 millones de dólares para establecer a Google como el buscador por defecto. El acuerdo también incluía un reparto de los ingresos generados por la publicidad en las búsquedas pero no quedan claros cómo se repartieron los porcentajes.

A pesar de que ambas empresas han tratado de evitar que los detalles de su acuerdo se hagan públicos, el juez ha señalado que es posible que la información dificulte acuerdos similares con otras compañías. Esto se debe, principalmente, a que se han descubierto indicios de que Google ha replicado el caso en otras plataformas.

El acuerdo multimillonario entre Apple y Google, en el que el buscador generaba 66.000 millones en 2014, demuestra como Google sigue una estrategia de adquisición y compra para mantener la supremacía sobre otras marcas.