Actualidad

EE UU y China llegan a un principio de acuerdo comercial

La posible paz entre ambas potencias llega antes de que Pekín aplique sanciones de 3.200 millones de euros a Washington con la aprobación de la OMC

La posible paz entre ambas potencias llega antes de que Pekín aplique sanciones de 3.200 millones de euros a Washington con la aprobación de la OMC

Publicidad

China y Estados Unidos han llegado este viernes a un principio de acuerdo en las negociaciones que llevan a cabo para intentar poner fin a la guerra comercial entre ambos países, según ha confirmado la agencia china Xinhua.

El viceprimer ministro y jefe del equipo negociador de China, Liu He, ha hablado por teléfono, a iniciativa estadounidense, con el representante comercial y el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Robert Lighthizer y Steven Mnuchin, respectivamente.

“Tuvieron una discusión franca y constructiva sobre cómo abordar de manera adecuada las principales preocupaciones de la otra parte y llegaron a un primer consenso”, ha informado la agencia de noticias oficial Xinhua.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ya avanzó el jueves que el acuerdo estaba cerca al indicar que Pekín y Washington buscarían otro lugar donde firmarlo tras la cancelación de la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) en Chile.

Publicidad

El principio de acuerdo se alcanza junto cuando la Organización Mundial del Comercio (OMC) ha ofrecido a China la posibilidad de imponer a Estados Unidos sanciones arancelarias por valor de 3.206 millones de euros anuales (3.579 millones de dólares) por no cumplir con las normativas del organismo a la hora de llevar a cabo investigaciones antidumping contra productos chinos. El caso, que se remonta a la anterior Administración estadounidense, bajo mandato de Barack Obama, fue iniciado por China en diciembre de 2013 y afecta a medidas comerciales estadounidenses contra paneles solares, productos de acero y aluminio, muebles y otras exportaciones chinas.

La cantidad se calculó tomando en cuenta las pérdidas estimadas para los exportadores chinos en una lista de 25 productos, que según Pekín suponían un perjuicio para su comercio de 7.043 millones de dólares anuales a causa del incumplimiento por parte de Estados Unidos de anteriores decisiones de la OMC. Pekín deberá ahora pedir autorización al Órgano de Solución de Diferencias, cuya próxima reunión será el 22 de noviembre, para aplicar los aranceles autorizados a importaciones desde Estados Unidos.

Publicidad

La decisión se produce pocas semanas después de que la OMC autorizara a EE UU a imponer medidas a la UE por un importe de 6.720 millones de euros anuales (7.500 millones de dólares) por el perjuicio ocasionado a Boeing a causa de las ayudas europeas a Airbus. Se trata de dos de las mayores sanciones permitidas por el órgano para conflictos comerciales bilaterales.