Actualidad

El 45,7% teme que las pensiones no estén aseguradas ni 15 años

Siete de cada diez ciudadanos reconocen que no hay cultura del ahorro y los mayores, 28,7%, son los que más temen por el futuro

El número de altas en el sistema público de pensiones español no deja de crecer desde 2005 –1,6 millones más–  a un ritmo de casi 125.000 beneficiarios nuevos cada año / Reuters
El número de altas en el sistema público de pensiones español no deja de crecer desde 2005 –1,6 millones más– a un ritmo de casi 125.000 beneficiarios nuevos cada año / Reuters

Siete de cada diez ciudadanos reconocen que no hay cultura del ahorro y los mayores, 28,7%, son los que más temen por el futuro.

Las burbujas, globos de aire de frágil consistencia, siempre han sido la mejor metáfora de la insosteniblidad. Más que nada porque nacen con el fin de desaparecer, a base de hincharse y terminar explotando. Evocada la imagen, debemos preguntarnos si el plan público de pensiones en España es o no una pompa de jabón. Los datos, sin duda, dan que pensar. En 2017 el sistema marcó un déficit de récord cercano a los 19.000 millones de euros, que se aproximará a los 22.000 este 2019 –según las previsiones más optimistas– en una senda de endeudamiento creciente desde 2011.

Así, ese año –las estadísticas llevan un retraso anual– se cerró con 2,2 cotizantes por cada pensionista, cuando la Comisión Europea recomienda una ratio de 3,5 a 3,1, como mínimo, para lograr la cómoda estabilidad. Además, si el trabajador promedio aporta cada temporada a la Seguridad Social unos 5.700 euros, un simple cálculo lleva a concluir que hubieran sido necesarios 3,3 millones de nuevos empleos para que el déficit fuese cero. Otra cifra sangrante: la tasa de reemplazo –el porcentaje que supone la pensión de jubilación sobre el último sueldo percibido en la etapa laboral– fue del 78,7% en 2016 en España. La media de la UE es del 46,3%.

Para más inri, en 2040 el peso de los mayores de 60 años dentro de la pirámide poblacional se doblará. Lo cual llevará aparejado un incremento del gasto relacionado con el envejecimiento que –atendiendo a los estudios– supondrá un 9,5% adicional sobre el PIB. Normal, pues, que el 45,7% no crea tener la renta de jubilación asegurada en un plazo tan corto como son 15 años. Eso se desprende de la encuesta de NC Report para LA RAZÓN. Además, el 70,4% no estima que en nuestro país exista una cultura del ahorro y el 55,3% apostaría por subir las pensiones a quienes hayan cotizado menos. Y a pesar de ello, un 66,3% no conoce el funcionamiento de los sistemas similares en países como Alemania. ¿Hay o no una burbuja?