Economía

El FMI también confirma que España se frena

Rebaja en una décima el crecimiento español previsto para este año y advierte de la debilidad en zona euro por el parón de Alemania e Italia y la amenaza del Brexit

Rebaja en una décima el crecimiento español previsto para este año y advierte de la debilidad en zona euro por el parón de Alemania e Italia y la amenaza del Brexit.

Publicidad

El mismo día en el que el Ministerio de Economía tuvo que reconocer una caída de una décima en el crecimiento del PIB para este año y una más para el que viene, el Fondo Monetario Internacional (FMI) confirmó lo que ya nadie duda: la desaceleración económica de España. En concreto espera que crezca un 2,2% este año y un 1,8% el próximo, una décima menos de lo anticipado en el último trimestre, según el informe "Perspectivas Económicas Globales"publicado hoy. De este modo se sitúa ligeramente por encima del 2,1% fijado por el Gobierno en la actualización de su previsión para cierre del actual ejercicio que presentará hoy en Bruselas.

La tasa de desempleo en España también se prevé que prosiga su reducción hasta el 13,9% este año y en el 13,2% en 2020, después de haber alcanzado el 15,9% en 2018.

Pero el parón no solo se queda en nuestro país, sino que el FMI también ha enfriado las expectativas para la economía global y alerta de una "sincronizada desaceleración", que llevará a cerrar 2019 con una expansión del 3%, y al 3,4 % en 2020, dos y una décima menos, respectivamente, de lo pronosticado en julio, debido al "agudo deterioro"de la actividad manufacturera y el comercio. Es el ritmo "más lento desde la crisis financiera mundial"y dos décimas inferior a su última previsión.

Publicidad

También ha empeorado las perspectivas en el conjunto de la zona euro, lastrada por el frenazo en Alemania e Italia. En concreto, el crecimiento será del 1,2% este año y de 1,4% para el próximo, lo que supone una reducción de una y dos décimas respecto a julio. En 2018, el crecimiento en la zona de la moneda única había sido del 1,9%.

Aun así, los analistas del FMI confían en que el crecimiento mundial toque suelo en 2019 y mejore "modestamente"en 2020 -hasta un 3,4%-, si bien continuará siendo una décima inferior a los cálculos efectuados en el informe de julio pasado.

Publicidad

La institución bancaria vuelve a advertir en este informe de los riesgos cada vez más claros para los países de la Unión Europea de un Brexit sin acuerdo, “por lo que “aumenta la incertidumbre en el contexto económico”.

"La economía global está en un frenazo sincronizado y estamos, de nuevo, revisando a la baja el crecimiento para 2019 al 3 %, su ritmo más bajo desde la crisis financiera global", indicó la economista jefa del FMI, Gita Gopinath, al presentar el informe de Perspectivas Económicas Globales.

Gopinath remarcó que ralentización económica "se debe a un agudo deterioro de la actividad manufacturera y el comercio global, con mayores aranceles y una prolongada incertidumbre que daña la inversión y la demanda de bienes de capital".

Tanto China como Estados Unidos (EEUU), protagonistas de la guerra comercial, ven rebajadas sus previsiones de crecimiento y ahondan su desaceleración.

Según los cálculos del organismo, China crecerá un 6,1 % este año y un 5,8 % el que viene, una y dos décimas menos, respectivamente, que lo previsto en julio, y por debajo del 6,6 % de 2018.

Publicidad

EEUU crecerá un 2,4 % en 2019, dos décimas menos de lo previsto antes, y un 2,1 % en 2020, dos décimas más del pronóstico de julio, lo que supone una clara moderación tras el aumento del PIB del 2,9 % que registró en 2018.

Gopinath calificó como "precario"el crecimiento económico y subrayó que el crecimiento del comercio en la primera mitad de 2019 ha sido del 1 %, "la tasa más baja desde 2012".