MENÚ
martes 20 agosto 2019
21:07
Actualizado

El Gobierno asegura ahora que no hay plan para imponer peajes en las autovías

Montero asegura que son «estudios técnicos, como muchos otros»

  • Autopista de peaje en las inmediaciones de Madrid
    Autopista de peaje en las inmediaciones de Madrid /

    Jesús G. Feria

Tiempo de lectura 2 min.

15 de agosto de 2019. 17:26h

Comentada
Roberto L. Vargas 15/8/2019

El supuesto plan del Gobierno aireado esta semana para cobrar peajes «simbólicos» por el uso de las vías de alta capacidad –autopistas y autovías– no es tal. Eso aseguró ayer, al menos, la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero. Después de que el martes tanto la propia Montero como el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, asegurasen, sin más, que sería deseable abrir el debate sobre los peajes en las autovías, ayer, la titular de Hacienda aseguró que «no hay ninguna propuesta sobre la mesa, sino estudios técnicos como muchos otros». «Los ministerios estudian diferentes circunstancias, sobre todo de lo que hacen países del entorno», afirmó Montero en Cádiz, según informa Europa Press.

Aunque se ha vuelto a poner de actualidad esta semana, el debate sobre los peajes lleva meses sobre la mesa. Al poco de que los socialistas accediesen al Gobierno, Ábalos ya planteó la necesidad de discutir cómo financiar el mantenimiento de la red de alta capacidad. Según su argumento, las estrecheces presupuestarias obligan a plantearse si lo ideal es hacerlo con los impuestos o a través de peajes. En el sector aseguran que los socialistas son proclives a implantar la tasa. Eso sí, en consenso con el resto de partidos. Todas las formaciones son conscientes de que se trata de una medida impopular y no quieren asumir el coste político que implicaría asumirla en solitario. La pasada legislatura, Ábalos propuso crear una subcomisión en el Congreso de los Diputados para debatir la cuestión. No obstante, aunque públicamente no se ha posicionado a favor de los peajes, sí que ha hecho guiños hacia los mismos. Ábalos llegó a plantear que se impusieran tasas y que, una parte de lo recaudado, se destinase a financiar servicios sociales como la sanidad o la educación.

Fomento estima que el mantenimiento de las vías de gran capacidad, que constan de 20.000 kilómetros, tiene un coste anual de unos 1.100 millones de euros. Una cantidad que la patronal de las constructoras y las concesionarias, Seopan, calcula que se podría recaudar con un peaje blando de un precio aproximado de 0,03 euros por kilómetro para los turismos y de 14 céntimos para los vehículos pesados. Según sus cálculos, con esta tasa se podrían recaudar unos 1.200 millones de euros al año, algo más del coste estimado por el Gobierno de Sánchez.

Últimas noticias