Actualidad

El Gobierno ayudará a Cataluña a evitar la quiebra aunque «estará vigilante»

Sáenz de Santamaría asegura que ayudarán a los catalanes con sus finanzas siempre que cumplan con las obligaciones requeridas

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado hoy que el Ejecutivo ayudará a las finanzas de Cataluña como a las de cualquier otra comunidad siempre que cumpla con las obligaciones requeridas.

Publicidad

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado hoy que el Ejecutivo ayudará a las finanzas de Cataluña como a las de cualquier otra comunidad siempre que cumpla con las obligaciones requeridas.

Sáenz de Santamaría se ha referido a la petición de ayuda de Cataluña al Gobierno ante sus vencimientos de deuda en una entrevista en Televisión Española. La vicepresidenta ha garantizado que el Ejecutivo ayudará a las finanzas de cualquier comunidad "en condiciones de igualdad"como ha dicho que se realizó durante toda la legislatura pasada.

Ha recordado que una de las primeras medidas del Gobierno de Mariano Rajoy fue el pago a proveedores de las administraciones y ha considerado que esa fue una iniciativa clave para la salida de la crisis y Cataluña fue una de las que más fondos recibió.

Ha señalado igualmente que en noviembre de 2015 la Comisión Delegada de Asuntos Económicos decidió la aplicación del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) a todas las comunidades pero con especiales condiciones para Cataluña.

Publicidad

Una condicionalidad por su especial situación en las agencias de calificación y por el hecho de que el Gobierno quería tener la total seguridad de que el destino de ese dinero fuera sufragar los servicios públicos esenciales en Cataluña.

Por ello, se establecieron una serie de obligaciones que ha reconocido que la Generalitat de Cataluña está cumpliendo, como la de transparencia en las facturas.

Publicidad

En consecuencia, ha insistido en que si la Generalitat de Cataluña solicita ayuda cumpliendo los planes especiales previstos, el Gobierno está dispuesto a ayudar, aunque dejando bien claro que estará "muy vigilante".