El Gobierno ve factible crear un millón de empleos hasta final de año

Mariano Rajoy, durante el acto de ayer celebrado en la sede de Empleo
Mariano Rajoy, durante el acto de ayer celebrado en la sede de Empleo

Rajoy pronostica que en 2019 España superará los 20 millones de ocupados.

A pesar de que las cifras de desempleo y actividad llevan meses mejorando, los 4,2 millones de parados inscritos todavía en las oficinas del Servicio Público de Empleo (SEPE) pesan como una losa a la hora de hacer valoraciones. No obstante, el Gobierno está convencido de que los datos demuestran que se avanza en la dirección correcta. De hecho, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, aseguró ayer tras conocer la estadística del Ministerio de Empleo que los datos demuestran que «es posible lograr entre 2014 y 2015, con creces, generar un millón de empleos y, sobre todo, afianzan lo que tiene que ser un objetivo real de país».

Desde hace meses, el Ejecutivo maneja informes muy positivos con respecto a la evolución del mercado laboral. Como ya adelantó este periódico, sus expertos calculan que, en términos de Encuesta de Población Activa (EPA), se crearán 500.000 empleos en el segundo trimestre del año, lo que posibilitaría alcanzar el objetivo del millón del que habló ayer Sáenz de Santamaría.

Pleno empleo

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, también cree que la estadística de Empleo contiene datos para el optimismo. Según aseguró, España camina «en la buena dirección», además de añadir que las cifras de mayo demuestran que la recuperación del empleo es «estructural». No obstante, el jefe del Ejecutivo admitió que la situación «no es buena». «No se ha hecho todo, ni mucho menos; quedan cosas por hacer», advirtió antes de añadir que la recuperación plena del empleo, que se producirá cuando se vuelva al nivel de 20 millones de ocupados, sólo se logrará dentro de cuatro años, en 2019. «Se puede conseguir, pero no es cosa de un gobierno, una comunidad autónoma o de un ayuntamiento», advirtió el presidente.

Detrás de estos datos macroeconómicos, manifestó la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, «hay que explicar mejor que hay personas» que tienen «esperanzas y oportunidades en el mercado laboral».

Sindicatos y oposición siguen sin compartir el optimismo del Gobierno después de analizar el detalle la estadística. En mayo se firmaron 1.573.293 contratos, 132.912 más que en abril, de los que 124.605 fueron indefinidos –1.146 más– y 1.448.688, temporales –131.766 más–. Según la duración de la jornada, hubo 70.882 indefinidos a tiempo completo y 39.505, a tiempo parcial; así como 943.466 temporales con jornada completa y 505.222, con una parcial. Estos datos muestran, a juicio de la secretaria de Empleo del PSOE, Luz Rodríguez, un incremento de la precarización del mercado laboral, ya que la mayoría de los contratos son temporales, por lo que pidió al Gobierno que «se ahorre la euforia y el festival de datos». Asimismo, resaltó el incremento de la desprotección de los desempleados, que aumenta mes a mes, algo en lo que coincide el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, quien consideró que los datos de mayo responden a una tendencia estacional y muestran un aumento de la temporalidad y la parcialidad del empleo. En el mismo sentido, CC OO alertó del «deterioro» de la calidad del empleo, y consideró «insuficiente» la reducción del 2,7% del número de parados.

Desde la patronal, valoraron los veinte meses consecutivos de descensos interanuales del paro, que «demuestran que se consolida la recuperación de la economía española y del mercado laboral».