Economía

Análisis de bolsa: El BCE aplaza las compras

El Ibex35 aprovechó el rebote de ayer del 2% en Wall Street para apuntalar los 9.100 puntos. La sesión de hoy, mantuvo una tónica discreta con un comportamiento que fue de más a menos a medida que avanzaba la jornada.

El Ibex35 aprovechó el rebote de ayer del 2% en Wall Street para apuntalar los 9.100 puntos. La sesión de hoy, mantuvo una tónica discreta con un comportamiento que fue de más a menos a medida que avanzaba la jornada.

Publicidad

Los mercados a nivel mundial vuelven a tener motivos para creer en las subidas. Tras unos meses marcados por el pesimismo, focalizados en la ralentización económica a nivel global, el cambio de estrategia de los bancos centrales parece alentar a unos inversores sedientos de estímulos.

El Banco de Australia fue el primero de los principales en rebajar tipos de interés en 2019, dejándolos en el 1,25% desde el 1,50% anterior. Los motivos lo encontramos precisamente en el miedo a ese freno en términos de crecimiento, la creciente tensión comercial EEUU-China y las dudas sobre la resolución del Brexit.

Este escenario de mercado, pese a estar en uno de sus mejores momentos en términos macro de los últimos tiempos, podría ser aprovechada por la Reserva Federal para rebajar el precio del dinero en EEUU. Sin duda, la estrategia de los EEUU en términos monetarios cimentará la tendencia del resto de bolsas en el medio plazo.

Mientras tanto, el Ibex35 aprovechó el rebote de ayer del 2% en Wall Street para apuntalar los 9.100 puntos. La sesión de hoy, mantuvo una tónica discreta con un comportamiento que fue de más a menos a medida que avanzaba la jornada.

Publicidad

A nivel empresarial vuelven a destacar las utilities. El perfil defensivo de compañías como Red Eléctrica, Iberdrola o Enagás les permite destacar frente al resto para cerrar con subidas de más del 1%. Teñidos de rojo encontramos valores cíclicos como ArcelorMittal o Acerinox. La creciente perspectiva de expansión monetaria por parte de los Bancos Centrales penaliza a compañías que debieran tener un comportamiento de fortaleza en ciclos económicos expansivos.

De cara a la relevante reunión de mañana del BCE, se esperan pocos movimientos. La situación de tipos en el entorno del 0% en Europa hace que Mario Draghi tenga poco margen de mejora, salvo el aumento de tamaño del balance del BCE vía TLTRO. En cualquier caso, pensamos que el Banco Central Europeo no moverá ficha hasta que la Reserva Federal muestre definitivamente sus cartas.

Publicidad

Francisco Sánchez-Matamoros, analista de XTB