El precio de la energía se infló un 7% el día de la subasta

Los participantes sabían del exceso de oferta en rondas tempranas, según la CNMC

La Razón
La RazónLa Razón

Era complicado que el recibo de la luz de enero no subiera de forma significativa a tenor de los precios que estaba marcando la energía, que representa el 40% de lo que se paga en el recibo, en el mercado mayorista en diciembre.

Era complicado que el recibo de la luz de enero no subiera de forma significativa a tenor de los precios que estaba marcando la energía, que representa el 40% de lo que se paga en el recibo, en el mercado mayorista en diciembre. Tan inusualmente altos eran, que la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) decidió abrir de oficio una investigación el pasado día 10 una investigación para esclarecer las circunstancias por las que se habían disparado. Subieron desde comienzo de mes y lo siguieron haciendo el pasado jueves, cuando se celebró la subasta de energía anulada el viernes por Industria y que había determinado un incremento del precio de la luz para el trimestre próximo del 11%. En el informe que realizó sobre la subasta, Competencia detecta cuatro «circunstancias atípicas» que le llevaron a no validarla e informa de que el precio de la energía se disparó un 7% el día que se celebró con respecto al anterior.

Según la resolución de Industria publicada ayer en el BOE en la que se explican los motivos que llevaron al departamento de José Manuel Soria a suspender la subasta, el precio de la energía resultante de la subasta del jueves fue de 61,83 euros el megavatio/hora (MWh). Sin embargo, el día anterior, las referencias de precios de los contratos equivalentes en los mercados OTC (57,57 euros el MWh) y OMIP (57,55 euros el MWh) eran un 7% inferiores, según el informe de la CNMC incluido en la resolución del BOE. «Esta diferencia entre el precio del producto base subastado en Cesur y las referencias de los mercados a plazo ha sido la más elevada de las registradas en las últimas diez subastas, cuyo diferencial no superó en ningún caso el 2%», concluye Competencia.

Factores externos

El regulador detalla en su informe que la situación de elevados precios en que se desarrolló la subasta se celebró en un contexto dominado por una serie de factores ajenos al sistema eléctrico poco propicios para los costes. Para empezar, la producción de energía eólica, la más barata, cayó un 49% con respecto al mismo periodo de 2012. Además, la indisponibilidad de cuatro grupos nucleares y de algunas instalaciones de carbón, ciclo combinado de gas e hidráulicas restó entre 6.000 y 8.000 megavatios al sistema, cuando el año anterior fue de entre 2.000-4.000 megavatios. Estas circunstancias, junto con el pico de demanda por la ola de frío, provocó la entrada en el sistema de las centrales de gas, más caras y cuyo funcionamiento era antes casi nulo, lo que encareció el precio de la energía un 50%. Sólo el coste de esta materia prima se elevó un 16% en diciembre con respecto a noviembre por su escasez en la Península Ibérica.

En cuanto al resto de circunstancias atípicas que detectó en la subasta, la CNMC describe cuatro aspectos de carácter muy técnico. De entrada, detectó un «volumen calificado agregado» antes de iniciarse el proceso inferior en un 11,5% al de otras subastas con volumen subastado similar, arrojando una ratio de elegibilidad (volumen calificado/volumen subastado) un 10,4% inferior a la de dichas subastas. Asimismo, se detectaron retiradas de volumen agregado por ronda superiores en términos relativos a las acontecidas en anteriores subastas. La CNMC argumentó también un conocimiento por parte de los agentes, en rondas muy tempranas, del exceso de oferta en tramos inferiores al tramo ciego (superior al 200 por ciento de exceso). Para Competencia, esto llevó a una temprana finalización de la subasta, en concreto en la ronda siete, siendo ésta la más temprana de todas las subastas Cesur celebradas, que en ningún caso cerraron antes de la ronda doce.

Tanto estas circunstancias como el incremento del 7% que registró el precio de la energía en la subasta serán objeto de una «ulterior investigación» por parte de Competencia.