Actualidad

El Tesoro emitirá 55.000 millones el próximo año

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

El Tesoro emitirá el próximo año un total de 55.000 millones de euros con el fin de jugar un papel preponderante en la financiación del conjunto de las administraciones públicas. Según el Ministerio de Economía, a través del nuevo Fondo de Financiación a Comunidades Autónomas y del Fondo de Financiación a Entidades Locales, el Estado proporcionará hasta 39.869 millones de euros a las regiones y los ayuntamientos. El tesoro calcula que permitirá un ahorro global de 350 millones de euros en intereses para el conjunto de las administraciones.

La cifra de 55.000 millones de emisiones netas de deuda (la diferencia entre las que se emite y la que se amortiza) es superior en 8.000 millones a la anunciada el pasado mes de septiembre para sustituir el endeudamiento de las comunidades autónomas y las entidades locales.

Las Administraciones Territoriales podrán así beneficiarse de costes financieros muy favorables, lo que mejorará el cumplimiento de los objetivos de consolidación presupuestaria. El nuevo sistema integra la totalidad de los mecanismos estatales de financiación a las Administraciones Territoriales ya existentes. Además, se crea un nuevo mecanismo o facilidad para que las comunidades autónomas que cumplan los objetivos fiscales puedan beneficiarse de la financiación a tipo cero. Por otro lado, para los entes locales se habilita una nueva facilidad mediante un mecanismo orientado fundamentalmente a financiar inversiones en condiciones muy favorables.

La sustitución de la emisión de CC AA y EE LL por emisión del Tesoro generará ahorros como resultado de los tipos de interés más bajos a los que el Tesoro se financia en relación a las Haciendas Territoriales. Estos ahorros se estiman en el entorno de 350 millones de euros en el año 2015 para el conjunto de las Administraciones Publicas.

La prima de riesgo terminó la jornada semifestiva del pasado día 24 en 112 puntos básicos, después de que el rendimiento del bono español a diez años se situara en el 1,632% y el del «bund» alemán, en el 0,597%.

El tipo de interés que tiene que ofrecer la deuda española ha caído hasta mínimos históricos, lo que está permitiendo a España financiarse a unos tipos de interés que eran impensables hace dos años. En julio de 2012, con la economía al borde del rescate, la prima de riesgo se acercó a los 640 puntos básicos. Para intentar atraer dinero, el Tesoro llegó a ofrecer intereses del 7,6%, que hacían inviable cualquier operación de financiación a las empresas españolas. Con reformas y alguna ayuda del BCE la situación se ha reconducido.