Antïk New Concept, el emprendimiento artesanal español

Todos los productos están realizados de manera artesanal y bajo una seña importante; su calidad

María Lagares, CEO y Fundadora de Antïk New Concept
María Lagares, CEO y Fundadora de Antïk New Concept

El sector de la moda y la decoración abre un abanico de posibilidades en el mundo del emprendimiento. Cada día hay nuevos diseñadores que se lanzan al mercado con nuevas firmas a las que, si bien, quizás todavía no son muy reconocidas por cualquiera, cierto es que llevan consigo una historia que las hace tener un sello merecedor de darles una oportunidad. ¿Por qué? Sencillo. No solo son diseños hechos con la ilusión de un emprendedor con ganas de comerse el mundo sino que además suelen ser artesanales y hechas -muchas de ellas- a medida para el comprador. Así es como nace Antïk new concept, una oportunidad para hacerse un hueco en el mercado de la moda, complementos y decoración donde hay tanta variedad y tal amplitud de oferta y demanda. Antïk es un e-commerce, un espacio de nuevos creadores -por el momento todos españoles- que conviven en armonía con sus proyectos personales.

María Lagares, CEO y fundadora de este proyecto, asegura que “todo está inventado aunque el ingenio y valía de los nuevos diseñadores y emprendedores españoles hacen ver los productos como si fuesen nuevos a través de sus creaciones y diseños”. El principal objetivo de ‘Antïk new concept' es darse a conocer cada día y ayudar a concienciar a la gente de abogar por una compra mejor y menos compulsiva apostando por un comercio justo y armónico. Para ello trabajan mucho en redes sociales, participan en diferentes eventos y forman parte de diferentes Markets y Pop Ups como el Trendy Shop Atmosphera 1001 o el Campus Market.

El sello artesanal, la mejor presentación

Y hecho de manera artesanal. Todos los productos están realizados bajo una seña importante: su calidad. Las marcas que forman parte de ‘Antïk new concept’ son en general bastante nuevas, pero con un punto en común: “el retorno a los valores y la producción tradicional”, asegura Lagares. Cuidadosos con los materiales, con los acabados y los diseños, la creadora de este nuevo concepto como la propia marca indica se autoemplea y da trabajo a otros pequeños trabajadores. Desde costureros o tejedores hasta carpinteros entre muchos otros. Y es que María lo tiene muy claro y considera que “es una base muy sólida para atender con cariño los productos”.

Una emprendedora que apuesta por los emprendedoress

El objetivo no es otro que poner un granito de arena y recuperar todos esos trabajos “de siempre” que con el tiempo y los avances tecnológicos se han ido perdiendo. Así lo entiende María asegurando que “desde Antïk estamos muy satisfechos de recuperar esos trabajos tan especiales y formar parte de esa cola de autoempleos y emprendimiento que entre unos y otros retroalimentamos”.

La fundadora de esta iniciativa es una emprendedora que apuesta por emprendedores, donde hay espacio para el comercio justo y la sosteniblidad. Ese es uno de sus puntos fuertes y una de sus mayores ventajas competitivas puesto que no se venden productos que hacen pasar a los trabajadores por situaciones de semiesclavitud e injusticia social. Una apuesta innovadora que sin duda, triunfará.