España bate su récord turístico

Más de 82,6 millones de visitantes internacionales llegaron a nuestro país el año pasado, un incremento del 0,9% respecto a 2017, mientras que el gasto de los viajeros rozó los 90.000 millones de euros, un 3,1% más.

Más de 82,6 millones de visitantes internacionales llegaron a nuestro país el año pasado, un incremento del 0,9% respecto a 2017, mientras que el gasto de los viajeros rozó los 90.000 millones de euros, un 3,1% más.

El desafío se ha logrado: España ha conseguido superar los mejores datos turísticos de su historia tras cerrar 2018 con la friolera de 82,6 millones de turistas extranjeros, lo que se traduce en un incremento del 0,9% en comparación con el ejercicio anterior, según confirmó ayer la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, quien aseguró que «estamos ante un día de satisfacción, pues estas cifras suponen un nuevo récord histórico que nos permitirá mantener el liderazgo como principal destino competitivo a nivel mundial». Y eso a pesar de la idea del aparente estancamiento que sobrevoló sobre la industria durante gran parte del año pasado, motivado por la recuperación de los principales mercados competidores del norte de África.

Sin embargo, tal y como destacó Maroto, más importante aún que el número de las llegadas de viajeros en el balance del año es el incremento del gasto que han dejado esos visitantes en nuestro país, «ya que las estimaciones apuntan a que 2018 cerró con un gasto de 90.000 millones de euros, lo que se traduce en un incremento del 3,1% en comparación con el año previo. Esto supone consolidar un turismo de mayor calidad, y eso nos anima a pensar que estamos trabajando en el buen camino y que debemos seguir consolidando los flujos turísticos», avanzó Maroto, quien hizo hincapié en que «nuestro modelo turístico se debe basar en la calidad y no en cantidad, por eso sería un error conformarnos con los buenos datos y hay que aspirar a ser un referente mundial por el valor añadido que le damos a nuestra oferta turística».

Empleo al alza

Los buenos datos del sector también dejan huella en el empleo, ya que la actividad turística supone el 12,2% del total de afiliados en la seguridad social. «El turismo sigue siendo un motor para el fortalecimiento de la economía española y la generación de puestos de trabajo de calidad, con un crecimiento cercano a los 100.000 nuevos empleos. Así, hasta noviembre, la afiliación a la Seguridad Social en este sector superó los 2.300.000, es decir, un 4,2% más que en noviembre de 2017», según avanzó Maroto.

A falta de los datos definitivos, que el Instituto Nacional de Estadística prepara para principios de febrero, la ministra de Industria, Comercio y Turismo no se atrevió a avanzar cuáles han sido los lugares más visitados por los viajeros internacionales durante 2018, aunque todas las previsiones apuntan a que Cataluña, a pesar de su inestabilidad política derivada del desafío soberanista, mantendrá su posición de liderazgo como principal comunidad autónoma de destino. Le siguen muy de cerca las Islas Canarias, Baleares y Andalucía, aunque todo apunta a que la Comunidad de Madrid se posicionará como la región que registre el crecimiento de viajeros más importante, con un aumento del volumen de llegadas del 6% hasta el pasado mes de noviembre.

Tras los buenos datos turísticos del último trimestre del año 2018, Maroto se mostró optimista ante las futuras previsiones de 2019 y el reto de mantener la senda de crecimiento del sector un año más, «a lo que ayudarán unos presupuestos generales que son mejores que los anteriores, pues la partida turística se incrementa en un 1,07%, hasta los 316,24 millones de euros», aseguró.

Para justificarlo, Maroto desgranó las principales líneas de gasto en materia de turismo recogidas en el Proyecto de Ley de los Presupuestos Generales del Estado para 2019. En concreto, la Secretaría de Estado de Turismo tiene una dotación de 316 millones de euros, «con el objetivo de potenciar nuevas líneas de actuación como el apoyo a la innovación tecnológica, que aumentará cuatro millones de euros; acciones de promoción en el exterior para atraer a nuevos mercados, con más de 34 millones de euros, o potenciar modelos de gestión novedosos para el desarrollo sostenible e inteligente de los destinos turísticos», detalló la ministra. En esta línea, Maroto recordó la importancia de las líneas de préstamos destinados a las Comunidades Autónomas para la reconversión y mejora de los destinos turísticos, que estará dotada de 100 millones.