Funcas cree que España crecerá un 3% por el aumento del gasto público electoral

Funcas ha destacado la inversión en construcción, tanto la no residencial que crecerá un 6,4 % impulsada por la obra pública.

La economía española crecerá este año un 3% -seis décimas más de lo previsto- debido al "efecto del ciclo electoral sobre la inversión pública", según la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas), que asegura que el PIB se mostrará muy dinámico también "gracias a la rebaja del IRPF". Estos dos factores, claramente electoralistas, relevarán a la "progresiva moderación del impacto expansivo"provocado por la "caída del precio del petróleo y de los tipos de interés", que no tendrán tanta fuerza en el presente ejercicio. Sus efectos serán coyunturales se diluirán en 2016 al no haber elecciones, por lo que la previsión de crecimiento en el citado ejercicio es del 2,8%, dos décimas menos que en el presente.

Funcas ha apuntado que el ritmo de crecimiento intertrimestral "se desacelerará suavemente a partir del tercer trimestre"de 2015, aunque seguirá siendo dinámico, y que esta moderación continuará en 2016. No obstante, Funcas ha señalado riesgos que pueden frenar el crecimiento de la economía, como un posible escenario de inestabilidad política en un año electoral o el impacto que acontecimientos externos puedan tener sobre la prima de riesgo y el acceso a la financiación exterior, aunque este peligro "parece estar contenido".

En ambos años, la aportación de la demanda interna será positiva y la del sector exterior será negativa, algo que, sin embargo, impulsará el superavit de la balanza de pagos por cuenta corriente en ambos años, por la reducción de la factura energética.

Asimismo, ha revisado también al alza su previsión de empleo para este año y el que viene, hasta prever un crecimiento del número de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo del 2,6 % y del 2,3 %, respectivamente.

En términos de ocupados según la Encuesta de Población Activa (EPA), Funcas ha considerado que entre 2015 y 2016 se crearán 890.000 empleos. Asimismo, ha revisado dos décimas a la baja la tasa de paro para 2015, hasta el 22,3 %, y la ha situado en el 20,4% para 2016.

En cuanto al déficit del conjunto de las Administraciones Públicas, la entidad señala que este año se situará en el 4,4 % del PIB, dos décimas por encima de la estimación del Gobierno, y en el 3,3 % del PIB para 2016, frente al 2,8 % previsto por el Ejecutivo.

Funcas ha considerado que el consumo privado crecerá el 3,5 % este año, de manera que recupera tasas de años anteriores a la crisis, al tiempo que ha opinado que aumentará el ahorro de los hogares, gracias a la rebaja del IRPF y al abaratamiento de los carburantes.

Para 2016, Funcas espera un aumento del consumo inferior, por el agotamiento del efecto expansivo de los citados factores extraordinarios, aunque cree que el consumo público mantendrá un moderado ritmo de crecimiento en ambos años. Funcas ha destacado la inversión en construcción, tanto la no residencial que crecerá un 6,4 % impulsada por la obra pública, como la de vivienda, que ascenderá el 3,3 %, por lo que, a su juicio, "el proceso de ajuste se puede dar por concluido".

En cuanto a la inversión en bienes de equipo, ha revisado al alza su crecimiento para 2015, aunque cree que se estancará en 2016, por el previsible agotamiento de la compra de material de transporte una vez dejen de funcionar los planes PIVE. Las exportaciones acelerarán su ritmo de crecimiento en 2015 y 2016 a medida que la recuperación de la economía española tome impulso.

Por su parte, las importaciones relajarán su ritmo expansivo debido a que perderán peso el consumo de bienes duraderos y la inversión en bienes de equipo, los componentes más propensos a importar, en favor de los bienes no duraderos y la construcción.