Actualidad

Garrido no cede a la precontratación y el paro se mantiene en Madrid

Una comisión técnica de la comunidad y el ayuntamiento se reunirá para analizar el asunto.

Una comisión técnica de la comunidad y el ayuntamiento se reunirá para analizar el asunto.

Los taxistas de Madrid acordaron ayer continuar en huelga hasta que reciban una respuesta de las administraciones sobre la regulación de los vehículos de alquiler con conductor (VTC). «Tenemos que seguir en lucha porque tenemos esperanzas en que se pueda solventar», explicaban después de una asamblea multitudinaria a las puertas de Ifema. Según detalló el responsable de comunicación de la Federación Profesional del Taxi de Madrid, José Miguel Fúnez, hay que «luchar hasta el final» para «reivindicar un trabajo digno» y exigir respeto para el servicio público del taxi. Previamente a una manifestación hasta la M-40, los representantes de las asociaciones del sector se reunieron para presentar una propuesta a la Comunidad de Madrid para regular las VTC. Y es que entre las quejas más elevadas está la actitud del presidente regional, Ángel Garrido, a quien acusan de incumplir la ley y de defender a las VTC.

Durante la inauguración de la Feria de Turismo, Fitur, Garrido insistió en que está dispuesto a negociar todo con los taxistas menos el tiempo de precontratación de los vehículos de alquiler con conductor, que los taxistas reclaman sea de una hora de antelación. Considera que es una cuestión que «corresponde a los ayuntamientos». «Nuestro borrador está hecho, abierto a matices, a otras incorporaciones, salvo un asunto, la precontratación», insistió el presidente madrileño. Al respecto, la delegada de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Inés Sabanés, instó a «recuperar la legalidad del sector del taxi, que está sobrepasada de forma clara aunque nadie hace nada desde hace años». Es más, Sabanés apuntó que la competencia es de la comunidad y confía en que con acciones como ésta se pueda resolver «un problema que se arrastra por la administración desde hace años y que afecta a la viabilidad del taxi». Es por ello que junto con la consejera de Transportes, Vivienda e Infraestructura, Rosalía Gonzalo, acordaron ayer una reunión de la comisión técnica para recoger las propuestas sobre la regulación del taxi y ver su viabilidad.

Ciudad Condal

En Barcelona, la tensión acumulada tras varios días de huelga afloró ayer en la asamblea clave para conocer el futuro del conflicto. Al cierre de esta edición, los taxistas seguían votando tras varios retrasos. En cualquier caso, la asociación Élite llevó la propuesta definitiva de la Generalitat que contempla buena parte de sus reivindicaciones. Sobre el punto más candente, el tiempo de precontratación de los VTC, la Generalitat cede el protagonismo a los ayuntamientos. Se mantienen los quince minutos pero cada administración local podrá ampliar este plzao. Y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ya ha dicho que, si de ella depende, será mínimo de una hora. A medida que el portavoz de Élite Taxi, Alberto Álvarez, explicaba el acuerdo, que debía ser votado por la asamblea, las ánimos empezaban a crisparse.

Las primeras intervenciones fueron de taxistas que se mostraban contrarios al decreto que propone el Gobierno catalán. Los miembros del comité de huelga de Elite Taxi, partidarios del «sí», fueron recibidos con silbidos. «Es muy sospechoso lo contentos que han salido de la reunión con la Generalitat», decía uno. Ante esta situación, Álvarez y los representantes del sindicato dimitieron en bloque del comité de huelga y se impuso la autogestión. Tras muchas discusiones y varios retrasos, la votación comenzó a las seis de la tarde. Por su parte, el consejero de Territorio, Damià Calvet, aseguró, que, al margen de lo que decida la asamblea de taxistas, la Generalitat tramitará su regulación.