Economía

Hacienda perdona las deudas inferiores a tres euros

El coste de su recaudación para la Agencia Tributaria sería superior al propio pasivo

El coste de su recaudación para la Agencia Tributaria sería superior al propio pasivo.

Publicidad

Hacienda perdonará las deudas inferiores a los tres euros. Las pequeñas cuentas pendientes con la Agencia Tributaria serán anuladas y dadas de baja en contabilidad, según una resolución conjunta de la Intervención General de la Administración del Estado y de la dirección general de la AEAT, publicada ayer en el Boletín Oficial del Estado (BOE). El documento explica que no se va a continuar con la gestión recaudatoria de estas liquidaciones por motivos «estrictamente económicos».

La finalidad de la medida del Ministerio «no es otra que evitar actuaciones recaudatorias que presupongan un nulo provecho para la Hacienda Pública», según recoge el texto. Este es el caso de las liquidaciones «cuya exacción genera unos costes superiores» a la cuantía que potencialmente pudiera recaudarse. Es decir, poner en marcha la maquinaria necesaria para realizar el cobro de las deudas inferiores a los tres euros resulta más caro que lo que realmente se recauda.

La resolución, que entra en vigor a partir de hoy, afecta a todas las deudas cuya cuantía se sitúe por debajo de dicha cantidad a 1 de marzo de este año. Esto no quiere decir que a partir de ahora no se cobren estas pequeñas deudas, sino que, para este ejercicio fiscal, el Ministerio de Hacienda considera que la cuantía para que empiece a ser rentable debe superar los tres euros.

Pero no sólo se anularán y darán de baja las deudas con la Agencia Tributaria. Esta resolución también incluye a todas las liquidaciones de escasa cuantía practicadas por la Administración General del Estado y por las comunidades autónomas cuya gestión recaudatoria corresponda al gabinete que dirige en funciones María Jesús Montero.

Publicidad

Por otra parte, el BOE también publica una resolución de la dirección general del Patrimonio del Estado con una serie de cesiones gratuitas a varios ayuntamientos acordadas en el primer semestre del año. Entre estas cesiones, figura un tramo de camino al Ayuntamiento de Villar de Rena (Badajoz); un inmueble al de Sabadell (Barcelona); un solar al de Huetor Tajar (Granada); un inmueble al de Irún (Gipuzkoa); una parcela de 1.421 metros cuadrados al Ayuntamiento de Manzanilla (Huelva) o una finca rústica a la Junta Vecinal de Devesa de Curueño (León). También se ceden 21 fincas catastrales al Ayuntamiento de Torremocha (Madrid); un inmueble al de Penagos (Cantabria); una finca urbana al de San Leonardo de Yagüe (Soria); y una parcela al de Ariza (Zaragoza).