Hunosa y los sindicatos logran un acuerdo que transformará la empresa minera

Hunosa, compañía perteneciente al grupo estatal SEPI, ha llegado esta pasada madrugada a un acuerdo de futuro con los sindicatos SOMA-FITAG-UGT y CCOO que no contempla despidos y da estabilidad a la empresa pública más allá del año 2018 mediante actividades relacionadas con el medioambiente.

Según informa la compañía, el acuerdo, denominado Plan de Empresa y Convenio Colectivo de Hunosa 2013-2018, asegura la estabilidad de la compañía durante un marco temporal mayor que el inicialmente previsto, al incluir, por ejemplo, que la política de regulación no traumática de excedentes se mantendrá hasta el 31 de diciembre de 2020.

Esta regulación se hará complementando la política definida en el acuerdo del Plan Estatal del Carbón -pacto alcanzado entre las empresas mineras privadas y el Ministerio de Industria-, lo que supone un acuerdo global que despliega sus efectos y comprende tanto a la minería pública como a la privada.

El acuerdo de Hunosa estipula un plan industrial complementario, que se enmarca dentro de las ayudas previstas por la UE para el sector hasta el año 2027, y que permitirá mantener una importante actividad económica centrada en la recuperación ambiental y nueva puesta en valor de las áreas degradadas por la actividad minera.

En declaraciones a los medios de comunicación, el presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), Ramón Aguirre, ha explicado que de forma gradual se cerrarán los seis pozos que actualmente hay en explotación y, a partir de 2018, se abordará un plan para reparar las consecuencias de su clausura.

Se está "dando a luz a una Hunosa claramente distinta", que permite que unos 816 empleados de la empresa puedan "tener un horizonte laboral estable", ya que se quedarán en activo para desarrollar trabajos de carácter medioambiental y energético, ha explicado Aguirre.

Según Aguirre, este pacto está dirigido a "mantener viva"la minería pública que tiene capacidad de obtener beneficios y "extinguir la que se sitúa en pérdidas"y se enmarca en lo que se conoce en Europa como la "postminería del carbón"y tiene como precedentes otros pactos alcanzados en Alemania, Inglaterra, Francia e Italia, ha recordado.

La normativa europea estipula que la minería del carbón no puede recibir subvenciones a partir del año 2018, fecha en la que debe ser competitiva sin el apoyo público y capaz de devolver las ayudas recibidas.

Por otro lado, el acuerdo establece también que la diversificación seguirá siendo otro de los pilares del futuro de la empresa pública minera para lograr la llamada Hunosa verde.

En ella tendrán cabida todas aquellas actividades viables y rentables que sea capaz de generar la empresa, además de todo lo que la compañía viene haciendo en áreas como la geotermia, la eficiencia energética o el aprovechamiento forestal.

Asimismo, incluye el tradicional compromiso de Hunosa con el territorio mediante un plan de promoción industrial destinado a atraer inversores a los territorios mineros y a facilitar la generación de actividades económicas alternativas en Asturias.

En este campo jugará un papel principal Sadim Inversiones, filial de la empresa minera, que pondrá en marcha un plan estratégico de promoción industrial propio.

En un comunicado conjunto, los sindicatos han calificado el acuerdo como "muy positivo"y han destacado que "garantiza la actividad de la hullera pública", así como la "estabilidad en el empleo sin salidas traumáticas", con un plan social para mayores de 54 años y "compromisos"en materia de promoción industrial y restauración medioambiental.

En la misma línea, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha señalado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que "garantiza la estabilidad y la actividad"de la empresa minera, "despeja incertidumbres"y es bueno para el empleo.

El plan de empresa, que afecta a 1.700 trabajadores de los nueve centros laborales con los que cuenta la hullera pública, será firmado el próximo lunes en la sede de Hunosa, en Oviedo.