La CNMV revisará los controles del MAB tras el «caso Gowex»

El fundador de Gowex y ex consejero delegado, Jenaro Garcí
El fundador de Gowex y ex consejero delegado, Jenaro Garcí

La caída de Gowex después de conocerse que sus cuentas no eran más que castillos en el aire ha tenido un efecto devastador sobre la confianza de los inversores, no sólo sobre la empresa de redes wifi, sino también sobre el mercado en general. La percepción de una manifiesta falta de supervisión sobre los valores del Mercado Alternativo Bursátil (MAB) ha puesto en tela de juicio la eficacia de los organismos reguladores para controlar un mercado muy desregulado que se ha tragado ya millones de euros de miles de inversores que confiaron en Gowex y en otras empresas que han acabado cayendo.

Por este motivo, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha optado por responder a la crisis de Gowex anunciando que revisará los controles sobre el MAB para tratar de evitar nuevos casos de fraude como el cometido por Jenaro García, fundador y ex consejero delegado de Gowex. «Lo importante ahora es hacer un análisis crítico y revisar si además de la conducta delictiva ha fallado algo más», dijo ayer la presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez.

Durante su participación en los cursos de verano de la Universidad de Málaga en Ronda, se refirió al escándalo señalando que «una empresa puede fallar, pero no debe tener una contabilidad falsa». En este sentido, Rodríguez deseó que «los tribunales actúen deprisa» para esclarecer la verdadera dimensión del engaño, al que calificó como «una desgracia que no viene nada bien», informa Efe. Sobre la responsabilidad de la CNMV en el caso y las acusaciones por no haber actuado antes para prevenir el estallido de la burbuja de Gowex, la máxima responsable de la CNMV aseguró que va a realizar una «revisión exhaustiva de los procedimientos y de cómo se han aplicado en el Mercado Alternativo Bursátil».

Sobre el funcionamiento y control del MAB, Rodríguez apuntó que se trata de «un ejemplo de desregulación, porque se considera que quien entra en él sabe dónde está entrando y que tiene autorregulación». Además, explicó que «España tiene un mercado homologable con los del resto del mundo» y agregó que «es un caso que no se da con frecuencia».

La presidenta de la CNMV defendió el funcionamiento del MAB y afirmó que en muchos casos se trata del primer paso para empresas que acaban en la bolsa regulada». No obstante, reconoció que se trata de un mercado «con un alto índice de mortandad de empresas», al tratarse de pequeñas y medianas compañías, con una naturaleza «arriesgada», dedicadas en su mayoría al sector tecnológico y expuestas a los «avatares del mercado».

En un primer momento, tras destaparse el escándalo, la CNMV se limitó a señalar mediante un comunicado que sus competencias en este contexto «se reducen a la vigilancia de las conductas de abuso de mercado y al cumplimiento de los procedimientos que rigen el funcionamiento del MAB». De hecho, la actuación de la CNMV hasta este momento se ha centrado más en determinar si existen posibles intereses por parte de Gotham, la firma de análisis estadounidense que sacó a la luz el engaño de Gowex.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, afirmó ayer que no se puede evitar que haya fraudes, pero sí que se prolonguen, por lo que el Gobierno tomará medidas para reforzar los controles.