La deuda pública crece 4,2 millones cada hora

Las administraciones deben 1,144 billones. La ratio respecto al PIB baja al 98,3% pero supera el objetivo

Las administraciones deben 1,144 billones. La ratio respecto al PIB baja al 98,3% pero supera el objetivo.

Aunque a menor ritmo que en años anteriores, la deuda de las administraciones públicas continuó subiendo en 2017. Lo hizo en 37.078 millones de euros, lo que la impulsó a su máximo histórico, 1.144 billones de euros, según los datos publicados ayer por el Banco de España. Cada hora, el pasivo de las administraciones españolas creció 4,2 millones de euros, lo que implica que su aumento diario fue de 101,5 millones de euros. A pesar del incremento, la ratio deuda/PIB retrocedió 0,7 puntos porcentuales, hasta el 98,3%, por mor del crecimiento de la riqueza nacional. Esta mejoría no evitó que España superase el objetivo que se había marcado del 98,1%. Fuentes del Ministerio de Economía explicaron que esta desviación respecto a la estimación oficial se debe exclusivamente al denominador de la ratio, es decir, al PIB nominal y en concreto al deflactor –que incorpora la variación de los precios–. Las mismas fuentes consideraron que el nivel de deuda seguirá su tendencia a la baja, como ha ocurrido desde 2014.

La administración central continúa siendo la que tiene un pasivo más elevado. Tras subir en casi 2.000 millones, su deuda neta alcanza los 809.070 millones. En términos de PIB, equivale al 69,5% de la riqueza nacional. La Seguridad Social experimentó la subida más importante. Después de años de superávit, entró en terreno negativo en el último trimestre de 2016 y, en un año, se incrementó en 16.833 millones de euros, hasta los 18.168 millones de euros. El motivo de tan espectacular salto son los préstamos que el Estado le hizo tanto en julio como en noviembre para afrontar las pagas extra de verano y Navidad de los pensionistas. La deuda de las comunidades autónomas también se incrementó un 4%, hasta los 288.000 millones.

Ayuntamientos

Las únicas administraciones que lograron reducirla fueron las corporaciones locales –municipios, mancomunidades, agrupaciones inframunicipales, diputaciones, consejos y cabildos insulares–. Estos entes locales redujeron su pasivo un 10,2%, hasta los 29.000 millones de euros, que equivalen al 2,5% del PIB nacional. Todos los grandes consistorios, excepto Bilbao, que incrementó su deuda de un simbólico millón de euros a dos, lograron reducir sus pagos pendientes. El más endeudado, Madrid, recortó su pasivo desde los 3.868 millones de euros a 3.424 millones. La segunda corporación más endeudada, Barcelona, lo mantuvo prácticamente igual, al pasar de 840 a 839 millones. La mejora más significativa fue la de Las Palmas, que recortó su pasivo de 49 millones a cero. Los ayuntamientos fueron las únicas administraciones que lograron cerrar el año pasado con superávit presupuestario, un 0,59%, lo que redunda en beneficio de la deuda.