La industria se resiente ante la pugna entre China y EE UU

La producción española cae un 1,8% en junio. Todos los sectores, excepto la energía, vuelven a terreno negativo pese al repunte de mayo

Índice general de producción industrial
Índice general de producción industrial

La producción industrial española echa el freno y regresa a tasas negativas. El Índice General de Producción Industrial (IPI) cayó un 1,8% el pasado mes de junio en relación al mismo periodo de 2018, una tasa 3,6 puntos inferior a la de mayo, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Las sacudidas de la guerra comercial entre China y EE UU no han dejado indemne a la industria española. En pleno vaivén de los mercados, la industria española sufre el retroceso internanual de junio y vuelve a terreno negativo tras recuperar un 1,8% en mayo después de dos meses consecutivos encadenando descensos.

La energía es la única que se salva. Todos los sectores, excepto el energético (+4,8%), recortaron la producción en junio. Los bienes intermedios (-5,5%), los bienes de consumo duradero (-4,8%), los bienes de consumo no duradero (-3,1%) y los bienes de equipo (-0,5%). En términos desestacionalizados, la producción industrial subió un 1,8% respecto a junio de 2018, tasa 0,4 puntos superior a la registrada en mayo.

Los índices corregidos de efectos estacionales y de calendario sólo presentaron tasas anuales negativas en los bienes intermedios (-1,9%). El resto de sectores experimentaron ascensos en la energía (+5,8%), los bienes de equipo (+3,7%), bienes de consumo no duradero (+3%) y bienes de consumo duradero (+0,3%). Comparado junio sobre mayo, la producción industrial bajó un 0,2% una vez desestacionalizada, en contraste con el repunte mensual del 0,3% que experimentó en mayo y el descenso del 0,5% de un año antes. Desglosado por sectores, bienes de consumo duradero (+1,6%), bienes de equipo (+1,1%) y energía (+0,9%) presentaron tasas mensuales positivas, mientras que bienes de consumo no duradero (-1%) y bienes intermedios (-0,2%) registraron tasas negativas.

Los mayores descensos se dieron en Canarias (-9,5%), Baleares (-7,8%) y Galicia (-6,3%). Les siguen Cataluña, La Rioja, País Vasco, Aragón, la Comunidad Valenciana, Cantabria, el Principado de Asturias y Castilla y León. Sólo seis comunidades se salvaron del hundimiento. Los mayores incrementos se produjeron en Madrid (+6,1%), Navarra (+4,1%) y Murcia (+3,5%).