La innovación también se expone

Thales España presenta un espacio para mostrar sus productos y avances en el ámbito de la defensa o el transporte ferroviario

Centro de Innovación de Thales
Centro de Innovación de Thales

Thales España presenta un espacio para mostrar sus productos y avances en el ámbito de la defensa o el transporte ferroviario

La innovación es, a día de hoy, una de las claves para diferenciar a una empresa de otra. Hay que ofrecer productos distintos e ir un paso más allá. “Innovación es cualquier cosa que rompa con el pasado”, dice convencida Ana Romera, directora de innovación de Thales España, una de las compañías líderes en soluciones tecnológicas tanto en el sector de la Defensa y Seguridad como en el del transporte ferrroviario o las telecomunicaciones. Por este motivo, para mostrar esa tecnología innovadora, la filial española del grupo francés ha abierto en su sede de Madrid un Centro de Innovación en el que dar a conocer los prototipos más modernos de UAV o los últimos avances en señalización ferroviaria, entre otros. Pero no se queda sólo en una simple exposición de productos, sino que permitirá desarrollar esa actividad innovadora con los clientes o colaboradores con una importante visión de futuro.

En un espacio que ocupa 600 metros cuadrados, la empresa ha creado “un lugar de encuentro para con nuestros clientes, un espacio para mostrar nuestra amplia gama de productos”, afirma Romera sobre un proyecto que empezó a gestarse a finales de 2014 y que por su filosofía de “proyecto vivo” no está finalizado del todo.

De momento, a la espera de la inauguración oficial, en este centro pueden verse algunos de esos proyectos, como los aviones no tripulados (UAV) “Fulmar” y “F2” o el novedoso prototipo “Alice”, que permite controlar hasta tres de estas aeronaves con su pantalla táctil y la vista. También está presente el casco “Scorpion”, con el que los pilotos pueden acceder a toda la información y datos de vuelo desde su visor. Y lejos del ámbito de la Defensa, también hay otras soluciones como el sistema “NetTrac 6617/CTC 1000” de gestión de tráfico ferroviario (otro de los sectores clave para Thales) o “Cybels”, destinado a la vigilancia de sistemas de información y comunicaciones para evitar los ciberataques. Se trata de un paso más de Thales para situarse a la cabeza de la innovación, tarea a la que dedica tanto una importante cantidad de fondos y de personal especializado.

El Grupo Thales en su conjunto ingresó el pasado año 13.000 millones de euros, de los cuales el 50 por ciento provenían del sector de la Defensa y el otro 50 del civil. En plantilla, más de 61.000 empleados que realizan operaciones en 56 países y que han situado a la compañía a la cabeza en productos aplicados al control de tráfico aéreo, sonares o transacciones bancarias. En otras áreas, como la señalización ferroviaria, las radiocomunicaciones militares o los satélites civiles se posiciona entre las 3 empresas líderes del mundo. En cuanto a la filial española, con 1.100 empleados y 11 centros de trabajo en España (además de otros dos en Turquía y Egipto), cerró el pasado año con unos ingresos superiores a los 265 millones de euros y una inversión en innovación de 100 millones en la última década. En total, la compañía destina unos 2.500 millones, el 20 por ciento de sus ingresos, a este aspecto.

Pero, además, otro de los retos de Thales España es el impulsar las ventas nacionales de tecnología para Defensa y seguridad. En la actualidad, los ingresos en este sector rondan el 15 por ciento de las ventas, mientras que el 85 por ciento restante corresponde a las áreas de transporte y espacio. Eso sí, admiten que “el mercado de la Defensa es complicado, muy cerrado y cuesta mucho crecer”.