La OCDE detecta signos de debilidad económica en Italia, Alemania... y España

Italia hace propósito de enmienda y promete ajustarse en 2020 a las reglas fiscales europeas

La OCDE percibe signos de debilitamiento en el crecimiento en España, Alemania, Italia, la zona euro como conjunto y Estados Unidos
La OCDE percibe signos de debilitamiento en el crecimiento en España, Alemania, Italia, la zona euro como conjunto y Estados Unidos

Italia hace propósito de enmienda y promete ajustarse en 2020 a las reglas fiscales europeas.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) percibe signos de debilitamiento en el crecimiento en España, Alemania, Italia, la zona euro como conjunto y Estados Unidos. El indicador compuesto avanzado mensual bajó en el caso español once centésimas, hasta 99,04 puntos, una evolución casi idéntica a la de la zona euro, que descendió igualmente once centésimas, hasta 99,06 puntos, por debajo del nivel que marca la media de largo plazo.

El indicador disminuyó con más intensidad para Alemania (17 centésimas, hasta 98,88 puntos), Italia (15 centésimas, hasta 98,88 puntos) y Estados Unidos (13 centésimas, hasta 98,84 puntos). Sobre la base de esos indicadores, que señalan por anticipado inflexiones en el ciclo económico, informa Efe, la OCDE indicó que la tendencia es estable para Japón, Canadá, Francia y Reino Unido, aunque sobre este último país precisó que subsisten importantes márgenes de error por las incertidumbres en torno al Brexit o su salida de la Unión Europea.

Descensos contenidos

En la práctica, los descensos fueron contenidos para Canadá (seis centésimas, hasta 98,77 puntos), Japón (siete centésimas, hasta 99,33 puntos) y Francia (cinco centésimas, hasta 99,13 puntos., mientras que en el caso del Reino Unido hubo un ligero ascenso por segundo mes consecutivo (dos centésimas, hasta 98,70 puntos). México tuvo el mayor incremento mensual del indicador de todos los miembros del conocido como «Club de los países desarrollados», de 45 centésimas, hasta 100,08 puntos. Se conocó por encima de la media de largo plazo.

Precisamente, uno de los países que se encuentra en el punto de mira, Italia, parece decidido a hacer propósito de enmienda. Después de que la Comisión Europea decidiera la semana pasada no seguir adelante con el expediente por su alta deuda pública, el Gobierno italiano anunció ayer que respetará las reglas fiscales también el año que viene.

«Para el próximo año decidiremos en octubre el nuevo presupuesto, por supuesto de acuerdo con las reglas fiscales europeas», aseguró ayer el ministro de Economía italiano, Giovanni Tria antes de reunirse con sus homólogos de la zona euro.

Precisamente uno de los objetivos de la cita de ayer era analizar esta decisión del Ejecutivo comunitario. El Gobierno de Giuseppe Comte ha conseguido este «indulto» por parte de las autoridades europeas después de haber presentado un paquete de ajuste que supondrá un ahorro de 7.600 millones de euros de deuda pública. Actualmente, el país transalpino es el segundo con la deuda pública más abultada después de Grecia de toda la zona euro con una cifra que escala hasta el 132,2% del PIB.