La SAREB denuncia a una fundación de la patronal andaluza por un desfase de 14 millones

La sociedad de gestión de activos procedentes de la reestructuración bancaria (SAREB) ha denunciado ante la Fiscalía a la Fundación para el Desarrollo del Sur de Europa, promovida por la patronal andaluza CEA, por un desfase de entre 12 y 14 millones de euros en una promoción de viviendas.

Fuentes de la SAREB han informado en un encuentro con medios de comunicación de que, además de denunciar las irregularidades en la gestión, también han instado el concurso de acreedores de la citada fundación, responsable de la promoción Isbylia para levantar 583 viviendas de VPO en Sevilla.

La SAREB, que es acreedor del préstamo de unos cincuenta millones concedido por Caja Madrid (ahora Bankia) en EL 2007 para la promoción de dichas viviendas, ha tomado esta iniciativa tras constatar la insolvencia económica y jurídica de dicha fundación y su incapacidad para concluir las obras, según las fuentes.

Los compradores de estas VPO han aportado de media unos 17.000 euros y han perdido el derecho a recibir las ayudas por viviendas de protección oficial al no haber finalizado la promoción a tiempo para mantener las ayudas, pese a los esfuerzos de la SAREB por garantizar el cobro a los beneficiarios.

Además, han detectado una gestión "dudosa"en dicha fundación, presidida por el secretario general de la CEA, Antonio Carrillo, ante la "diferencia relevante"entre las cantidades aportadas -unos cincuenta millones de préstamo, más unos nueve millones pagados por los compradores y más de un millón de ayudas de la Junta- y las ejecutadas o pagadas, que se elevan a unos 38 millones, en las obras de la promoción Isbylia.

Las fuentes han criticado la "inacción"de la Fundación que se "ponía de perfil"ante los planteamientos de la SAREB para seguir adelante con la construcción de las viviendas, y que pasaban por un préstamo de seis millones con garantía hipotecaria, a lo que la fundación se negó.

También la CEA se negó a respaldar y a comprometerse con dicho acuerdo de financiación que permitía finalizar la promoción.

Con este panorama de "impagos generalizados"a los proveedores por parte de la fundación y su "incapacidad de concluir las viviendas", la SAREB ha optado por instar ayer el concurso necesario de acreedores en el juzgado de lo mercantil de Sevilla como la mejor forma de garantizar la conclusión de las obras.

La SAREB ha mostrado su voluntad de financiar la conclusión de la promoción Isbylia, si bien ha considerado que la intervención de la administración concursal es la mejor opción de que finalicen las obras y con la supervisión judicial existan garantías legales sobre el control de los ingresos y los gastos y protección de los derechos de los compradores.

El proyecto de la promoción Isbylia de VPO formada por 583 se remonta al año 2007 con un plazo de finalización en septiembre de 2010, y de los tres bloques proyectados hay uno finalizado, aunque no se ha podido entregar, en tanto que las obras llevan paradas desde el año 2012.

Otras irregularidades en este proceso han sido que Dolmen, la primera constructora a la que se le adjudicó el proyecto, presentó concurso de acreedores y se paralizaron las obras en 2009, y en julio de 2012 se le adjudicó a la constructora Nazarí, con la paradoja que forman parte de la misma algunos antiguos responsables de Dolmen.

Según las mismas fuentes, la SAREB se hizo cargo del préstamo de dicha promoción a principios de 2013 y la Fundación contrató a Gleeds y a Inmobiliaria del sur como gestores integrales del proyecto para realizar los trabajos de verificación.

Los afectados por este proyecto fallido se constituyeron en una plataforma y han llevado a cabo numerosas protestas, entre ellas ante la sede de la patronal andaluza, y han reclamado judicialmente la devolución de las cantidades adelantadas.