Lagarde dice que la recuperación económica en 2013 es «frágil y tímida»

La directora gerente del FMI insta en el Foro de Davos a la zona euro, EE.UU. y Japón a "mantener el impulso económico"

Lagarde, hoy durante su intervención en el Foro de Davos
Lagarde, hoy durante su intervención en el Foro de Davos

En un debate sobre las perspectivas económicas globales, celebrado en el Foro Económico Mundial de Davos, Lagarde consideró que por ello las autoridades políticas de estas regiones "tienen que tomar las decisiones adecuadas".

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, dijo hoy que la recuperación económica en 2013 es "frágil y tímida"en la zona del euro, EEUU y Japón,

En un debate sobre las perspectivas económicas globales, celebrado en el Foro Económico Mundial de Davos, Lagarde consideró que por ello las autoridades políticas de estas regiones "tienen que tomar las decisiones adecuadas".

"No es un paisaje (de la zona del euro) estable pero es mejor que en 2012", según la directora gerente del FMI.

Añadió que la zona del euro, EEUU y Japón "tienen que mantener el impulso económico".

Lagarde dijo que la zona del euro tiene que confirmar la capacidad operativa de las herramientas de que dispone y progresar en la unión bancaria, aunque haya que tomar decisiones difíciles en relación con las garantías de depósitos y en la resolución de bancos.

La directora gerente del FMI instó a las economías europeas avanzadas a continuar con la consolidación presupuestaria y a que mantengan una política monetaria expansiva.

La zona del euro se contraerá este año un 0,2 %, mientras que la economía mundial crecerá un 3,5 % impulsada por las economías emergentes y el buen comportamiento de EEUU, según los últimos pronósticos del FMI.

"EEUU tiene que indicar el futuro en la discusión sobre la deuda y debe reducir a medio plazo el déficit y señalar la dirección qué va a llevar", según Lagarde.

Respecto a Japón dijo que debe explicar cómo va a reducir más su deuda a medio plazo.

Lagarde consideró que "las economías emergentes deben reconstruir los amortiguadores usados en la crisis, que les han protegido de la crisis que han atravesado las economías avanzadas".

A China le recomendó que debe encontrar un equilibrio en su modelo económico y dirigirlo más a la inversión nacional y no tanto a las exportaciones.

En contestación el subgobernador del Banco Popular de China (central), Yi Gang, explicó que actualmente el crecimiento de China está más basado en la inversión nacional y en el consumo, que es robusto.

El objetivo de China es lograr el equilibrio en la balanza de pagos, la protección del medio ambiente y la eficacia energética, según Yi.

La previsión del FMI para China es que crezca en 2013 un 8,2 % y un 8,5 % en 2014.

Por su parte, el ministro de Economía y Finanzas japonés, Akira Amari, defendió las medidas aprobadas recientemente por el gobierno nipón para "impulsar el producto interior bruto (PIB) un 2 %", "incrementar la competitividad de la economía y lograr el equilibrio presupuestario a medio y largo plazo.

Algunos líderes políticos de economías avanzadas han mostrado su preocupación por que se produzca una fuerte y rápida depreciación del yen con el fin de favorecer las exportaciones niponas.

A lo que Amari respondió que sólo tratan de mejorar la salud de la economía japonesa, que ha sufrido una doble deflación.