Linde y el BCE estudian suavizar los límites al dividendo de la banca

La RazónLa Razón

El Banco Central Europeo y el Banco de España se reúnen hoy en Madrid con el objeto de estudiar una posible rebaja de los límites establecidos en los dividendos en efectivo de las entidades bancarias. La presidenta del consejo supervisor del Mecanismo Único de Supervisión (MUS) del BCE, Daniele Nouy, y los representantes del organismo que dirige Luis María Linde deben calibrar la oportunidad de tal medida, aunque el propio Banco de España ya se ha mostrado favorable a levantar ese límite. El emisor español renovó en febrero del pasado año la recomendación realizada en junio de 2013 a los bancos para limitar los dividendos en efectivo al 25% de los beneficios, con el objetivo de reforzar el capital de las entidades y su resistencia ante futuras crisis, aunque en 2014 dejaba abierta la puerta a un mayor reparto siempre que «en casos excepcionales», la entidad acreditara una perspectiva de márgenes particularmente favorables y un nivel de la ratio de capital de nivel 1 ordinario superior al 11,5%, 3,5 puntos por encima de los establecido.

La decisión debe ser tomada por acuerdo entre ambas partes ya que es el propio MUS (formado por el BCE y supervisores nacionales de los estados de la eurozona) el que tiene desde el pasado 4 de noviembre la responsabilidad de decidir sobre las políticas de dividendo de las entidades bancarias españolas.

El sector financiero espera que se levante el límite ya que, como demuestran los buenos resultados cosechados por la banca española en los test de estrés del pasado octubre, las entidades españolas han hecho los deberes y se encuentran en una posición sólida. Las pruebas, que se realizaron con motivo de la entrada en vigor de la supervisión única, constataron que ninguna de las entidades españolas necesitaba capital adicional y ponían en valor su solvencia.

En este sentido, la consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, daba por superada el pasado jueves esta limitación fijada por el Banco de España a las entidades financieras, al justificar precisamente que ahora están supervisadas por el MUS. Bankinter ya logró la aprobación del Banco de España para superar ese 25% en el segundo reparto a cuenta de los resultados de 2014, tras lograr los beneficios más altos desde la crisis en el primer semestre del pasado año. El dividendo en metálico sobre los beneficios alcanzó un 34,1% y fue un 44% superior al mismo del año anterior.

Desde el 4 de noviembre del pasado año, el MUS supervisa a 14 entidades españolas: BBVA, Santander, Caixabank y BFA-Bankia, dentro de la Dirección General I, y Popular, Sabadell, Liberbank, Grupo Cajamar, BMN, NCG Banco (Abanca), Kutxabank, Unicaja, Ibercaja y Bankinter, por parte de la Dirección General II.