L´Oréal forma a mujeres en riesgo de exclusión social para su reinserción laboral

Alumnas y voluntarias de la primera edición de «Embellece tu futuro» mcommolorem ad eugait autet non utat nibh euisissim ad tin henis dunt lorer sit eu facidunt
Alumnas y voluntarias de la primera edición de «Embellece tu futuro» mcommolorem ad eugait autet non utat nibh euisissim ad tin henis dunt lorer sit eu facidunt

La firma L’ Oréal es mucho más que productos de belleza. En su compromiso con los más desfavorecidos, acaba de clausurar la primera edición de su programa «Embellece tu futuro», un proyecto de formación, capacitación y empleabilidad para personas en riesgo de exclusión social. En colaboración con la Fundación Tomillo, más de 100 empleados voluntarios de L’Oréal, han instruido a lo largo de los últimos cuatro meses a 16 alumnas para acceder a una oportunidad profesional.

Talleres experienciales de maquillaje artístico de marcas como Lancôme o Armani, clases prácticas sobre el tratamiento y cuidado del cabello, la piel y las uñas, formación en competencias comerciales y de atención al cliente, sesiones de cómo trabajar en equipo o ganar confianza, han llenado las 400 horas de formación –más de 100 horas de prácticas– que han recibido estas chicas. Una formación que las capacita para trabajar como asesoras profesionales de belleza y para ejercer funciones relacionadas con la comercialización de productos y servicios cosméticos en cualquier circuito de distribución y puntos de venta del sector.

La segunda y tercera edición del programa arrancará en septiembre de forma simultánea con el objetivo de formar a otras 34 personas más con escasos recursos y a unas 500 de aquí a 2020. «Nuestro objetivo con este programa es formar con los mayores estándares de calidad a profesionales que sean competitivos en el mercado de la belleza y acompañarlos en su empleabilidad», señaló Natalia González-Valdés, directora de Comunicación y Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de L’ Oréal España. «Estamos muy orgullosos de las alumnas, que han mostrado una gran motivación para dar un cambio a sus vidas y aprovechar la oportunidad que les brinda una compañía como L’ Oréal para ayudarlas a incorporarlas al mundo laboral», señaló Marta Martínez, la directora de Formación y Empleo de la Fundación Tomillo. Una experiencia que no sólo ha resultado enriquecedora para las alumnas, como apuntaron algunas de ellas, sino para los voluntarios y mentores del programa, que calificaron de positivo que la empresa promueva el voluntariado entre sus empleados. «Nos permite trabajar con otros compañeros, hemos sentido orgullo de permanencia y un gran espíritu de superación entre las alumnas», apuntó una de las voluntarias. Mientras que otro de los mentores señaló que «el trabajo ha sido sencillo porque la actitud de las alumnas ha sido increíble y hemos comprobado cómo detrás de una gran marca hay muchas personas cercanas».

De las 16 participantes, hay en marcha seis inserciones laborales dentro de la propia casa de belleza y todas han obtenido un certificado de formación profesional.